En declaraciones a los medios, García Hidalgo ha aseverado que dichos trabajos aún no han concluido, ya que todavía “hay mucho trabajo por hacer” para “subsanar muchas cosas que no se habían hecho bien hasta ahora”.

Como ejemplo, ha destacado la recuperación de “un color en las aceras que no habíamos visto nunca y el truco es sencillo, jabón y agua a presión” y, junto a ello, ha aclarado que también se están realizando labores de desbroce o limpieza de pintadas.

El edil ha adelantado que, con la puesta en marcha del nuevo servicio, se va a producir “un antes y un después en la limpieza de la ciudad”, pero ha insistido en que “hay mucho por hacer” ya que, entre otras cuestiones, tareas como el desbroce de ciertos puntos de la ciudad llevaban “mucho tiempo” sin realizarse.

Tras mostrarse “muy satisfecho” con el nuevo servicio de limpieza, García Hidalgo ha reconocido que los operarios están ejecutando estas labores “de manera muy eficaz y muy profesional”, a falta de la incorporación del grueso de la maquinaria nueva, que será “más moderna y potente y que se incorporará poco a poco”, ha resuelto.