Así lo ha indicado este martes la directora general de Cuidados y Calidad del Sescam, , en la inauguración de la II Jornada de Heridas Complejas de la Gerencia de Atención Integrada de Cuenca, en la que participan más de 250 profesionales de la Comunidad Autónoma, y en la que se han organizado diversos talleres y tres mesas sobre 11 casos clínicos de gran calidad, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La Gerencia de Cuenca, que ha elaborado una guía de prevención y tratamiento de heridas complejas, cuenta con un grupo multidisciplinar de heridas complejas formado por profesionales de enfermería de Atención Primaria y atención hospitalaria, cirujanos, cirujanos vasculares y microbiólogos del área.

En este sentido, ha recordado las líneas de acción en materia sanitaria en el ámbito de la Comunidad Autónoma que se sustentan en la mejora del modelo de continuidad asistencial, aumentando la resolución de Atención Primaria, en coordinación con atención hospitalaria; centrar la asistencia en el paciente y su familia, potenciando la prevención y la promoción de la salud; y promover un modelo proactivo e integrador entre el nivel asistencial y social.

Sobre la organización de las Jornadas, la directora general del Sescam ha indicado que se trata de un foro “interesante” sobre lesiones crónicas, que constituyen “un serio problema y tienen una transcendencia socioeconómica importante, ya que su desarrollo da lugar a un gran deterioro de la calidad de vida”, y además ocasionan “una sobrecarga asistencial y un aumento de costes” a los servicios de salud.

Y es que, un paciente que se ulcera, “empeora su pronóstico, pierde autonomía, disminuye su calidad de vida y de su familia, aumenta su morbimortalidad y aumenta también el consumo de recursos sanitarios”. Por eso, ha añadido Begoña Fernández, “las medidas de prevención y promoción, pues ayudan a evitar el 98 por ciento de la aparición de las Úlceras por Presión (UPP)”.

Según reflejan los datos del IV Estudio de prevalencia de heridas crónicas del Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento de las Úlceras por Presión y Heridas Crónicas (GENAUPP), la prevalencia de UPP en adultos en hospitales alcanza un 7,87 por ciento; en centros socio-sanitarios, un 13,41 por ciento, y en Atención Primaria, un 0,44 por ciento en mayores de 65 años, y un 8,51 por ciento, en pacientes en programas de atención domiciliaria.

NUEVO PERFIL DE PACIENTES

“Hay que tener en cuenta que estamos asistiendo a la aparición de un nuevo perfil de pacientes, envejecidos, crónicos complejos y frágiles y, por lo tanto, es previsible que el coste en el tratamiento de estas lesiones aumente exponencialmente en los próximos años, por lo que las medidas de promoción y prevención son el pilar más importante”, ha concluido la directora general de Cuidados y Calidad.

A la inauguración de las Jornadas, junto a Begoña Fernández, ha asistido el director gerente del Área Integrada de Cuenca, ; la vicepresidenta de la Diputación Provincial, ; la delegada de la Junta en Cuenca, ; y la alcaldesa en funciones de la ciudad de Cuenca, Saray Portillo.