El Grupo Municipal Popular (GMP) ha pedido sensatez al grupo municipal de Ciudadanos, ya que no pueden abstenerse ante una propuesta de solución del aparcamiento de Astrana , que además llevan en su programa político, para al día siguiente demandar un pacto municipal para sacar adelante el proyecto.

La incoherencia parece ser la base de las actuaciones de este grupo, que usurpa hasta el nombre de los verdaderos ciudadanos, a los que dice defender, cuando realmente sólo obedecen a sus propios intereses, como su propia portavoz manifestó en el último Pleno: “Nos debemos a nuestros votantes”, dijo.

Señores de Ciudadanos la política no es un juego, es una responsabilidad con toda la sociedad, no sólo con sus votantes. Sus decisiones afectan a todos los conquenses y en esta ocasión más que nunca han quedado patentes sus carencias políticas, quedándose indiferentes ante una solución muy razonable y necesaria para acabar con un problema que arrastra la ciudad durante siete años.

El absurdo de los planteamientos de la portavoz de Ciudadanos, la señora María Jesús Amores, llega a su máxima expresión al equiparar un proyecto viable con unas ideas gráficas sin nada más, lo que denota su falta de visión. El proyecto del parking subterráneo de Astrana Marín es un ejemplo de trabajo bien hecho con sus correspondientes estudios, informes, trámites y plazos administrativos, dotación presupuestaria… todo lo necesario para presentar una propuesta real a la que Ciudadanos no puso ninguna alegación o reparo en todo el trámite administrativo. Rechazan una de las infraestructuras clave para la movilidad sostenible que además soluciona un grave problema de Cuenca, por algo que no sabemos si finalmente será o no será viable y posible.

Dice ofrecerse como mediadora, una vez más confunde el escenario. Esto no es un conflicto que necesite de esa figura, es una situación que exige políticos de verdad, que tomen decisiones para resolver problemas. no se debe ir a satisfacer aspiraciones personales o a reclamar protagonismo, sino a trabajar por el bien de todos.

Señores concejales de Ciudadanos, efectivamente su posición es privilegiada para exigir acuerdos pero también para favorecerlos, de lo contrario corren el peligro de convertirse en otra losa para la ciudad de Cuenca. Cambien su actitud y no se sumen al inmovilismo y al bloqueo de PSOE e IU; si de verdad les importa la ciudad y sus habitantes, no pidan a los demás lo que pueden hacer ustedes, apoyen iniciativas y propuestas concretas y olviden delirios e ilusiones que nos hacen perder el tiempo a todos.

Lo peor es que con este “navajazo a las ruedas del empleo y desarrollo de Cuenca” se pone en peligro uno de la treintena de proyectos en marcha que suman 42 millones de euros, a los que se suman el nuevo servicio de limpieza y recogida de residuos que invertirá en maquinaria de última generación y con más trabajadores por importe de 40 millones de euros; el nuevo servicio de mantenimiento de parques, jardines y zonas verdes por 600.000 euros al año. Estos proyectos y otros son para hacer nuevas y necesarias infraestructuras para Cuenca, como: aparcamientos, Comisaría o el nuevo edificio del Mercado Municipal se ponen en riesgo si persisten con esta actitud.