La primera de las actuaciones ocurrió en la madrugada del 22 de septiembre, cuando dentro de un dispositivo de seguridad organizado por la Guardia Civil con ocasión del septenario de Moya, un perro detector de droga marcó la posible existencia de estupefacientes en los efectos de un individuo.

Requerido el individuo en cuestión, en el interior de la riñonera portaba un envoltorio de plástico, dentro del cual había varias bolsas que contenían sustancias estupefacientes, en concreto cuatro pastillas de éxtasis, cuatro gramos de marihuana y once envoltorios con un polvo blanco, supuestamente cocaína, según ha informado la Guardia Civil de Cuenca en un comunicado.

Ante el descubrimiento, se procedió a la detención de un varón, de 28 años de edad como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas.

La Guardia Civil de Villalba de la Sierra ha instruido las pertinentes diligencias que junto al detenido y efectos intervenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Cuenca.

El segundo de los hechos tuvo lugar en la madrugada del 22 al 23 de septiembre en Quintanar del Rey, cuando la Guardia Civil inspeccionó un local de ocio de la localidad.

En el inició de la inspección, los agentes sorprendieron al hombre que se encontraba en el interior de la cabina de música cuando distribuía una sustancia de color blanco en dosis, sospechando que pudiera tratarse de cocaína. En ese momento se procedió a un registro de las pertenencias del individuo, hallando en su poder diferentes estupefacientes y utensilios para su distribución al menudeo.

Las sustancias y utensilios aprehendidos durante la actuación policial han sido 13 gramos de polvo blanco, supuestamente cocaína; seis gramos de marihuana; 76 gramos de hachís; 43 de pastillas, supuestamente éxtasis, de color amarillo; dos botes de cafeína, sustancia usada habitualmente para adulterar cocaína; una bascula de precisión con restos de polvo blanco y dinero en efectivo dispuesto en billetes de diverso valor.

En el momento de proceder a la detención, el varón en cuestión se mostró agresivo con los agentes actuantes, por lo que se también se le investiga como supuesto autor de un delito de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad.

La Guardia Civil de Quintanar del Rey ha instruido las diligencias, que junto a las sustancias, efectos intervenidos y el detenido han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Motilla del Palancar.