El agente de la Guardia Civil ha atendido a los medios en el perímetro de las viviendas y ha reiterado que “no se ha podido contactar con el ni visualmente ni físicamente”.

Asimismo, ha apuntado la posibilidad de no haya nadie con él. “Parece ser que no hay nadie aparte de él que pudiera estar dentro”, ha afirmado, reiterando que serán los negociadores y el personal cualificado en estos casos quienes puedan determinar con exactitud el momento de acceder a la vivienda.

Preguntado por los familiares del supuesto atrincherado, este agente ha indicado que sus hijos “están totalmente bien”.

CASI TRES HORAS DE DISPOSITIVO

La Guardia Civil desplegaba el dispositivo de seguridad en torno al bloque de viviendas pasadas las 13.00 horas con decenas de agentes armados y varios furgones.

En un primer momento, fuentes de la Benemérita explicaban a Europa Press que había un “incidente” en la urbanización a raíz de una llamada al en la que una persona informaba de que tras intentar contactar con un familiar que residía en este bloque no habían conseguido dar con él.

Añadía esta llamada que la persona a la que se intentaba localizar —un varón de 46 años— poseía licencia de armas y que tenían “miedo” de que pudiera haberle ocurrido algo.

De su parte, el alcalde de Arcas, , que se encuentra en el lugar de los hechos, explicaba a Europa Press que no hay constancia ni de fallecidos ni de disparos y el despliegue policial y sanitario “es por seguridad”.

Ha confirmado que presuntamente hay una persona encerrada en una vivienda de un bloque de pisos de la urbanización Dehesa, ubicada en la calle , 1, que tiene 18 portales y 144 viviendas.

González Mena ha dicho que la Guardia Civil no le ha informado de nada más hasta el momento ni conoce el alcance de este dispositivo, solo que ha sido la familia de este individuo quien ha alertado al 112 porque no contactaban con él y temían que pudiera pasarle algo