La Residencia Provincial Sagrado Corazón de Jesús ha querido brindar este viernes un caluroso homenaje de despedida a uno de sus trabajadores más queridos, Descalzo, que lleva prestando sus servicios como celador desde julio de 2010 gracias al convenio de colaboración que tiene suscrito la Diputación Provincial de Cuenca con la (ADOCU).

Un acto al que no ha querido faltar el presidente de la institución provincial, , quien, acompañado del diputado de Servicios Sociales, Francisco Javier Doménech, ha reconocido la dedicación, el esfuerzo y la ilusión con la que este joven ha desempeñado su trabajo durante casi siete años. Un ejemplo, ha dicho, de entrega y responsabilidad que ha hecho que sea muy querido no solo por sus compañeros, sino también por los residentes.

Asimismo, le ha deseado mucha suerte en su periplo profesional en la Subdelegación del en Cuenca, tras aprobar la oposición de ordenanza de la .

Carlos Martínez, por su parte, ha querido ofrecer unas palabras de agradecimiento a todos, desde la Diputación por la oportunidad que le ha brindado y los profesionales del centro por el trato y apoyo recibido en todo momento hasta los “abuelitos”, como le gusta decir cuando habla de los residentes, porque siempre se han mostrado comprensivos y le han dado todo su cariño.

El presidente ha hecho entrega a Carlos Martínez de una placa como recuerdo de su paso por la Residencia Provincial, mientras que los trabajadores han hecho lo propio regalándole un collage con fotografías de distintos momentos vividos en el centro.

Un monólogo de humor, a cargo del propio homenajeado, y un posterior aperitivo han puesto la guinda a este sentido acto, al que no ha faltado la familia del joven y numerosos residentes y trabajadores.