Así se ha expresado a lo largo del acto de clausura del Congreso ‘Ciudades Patrimonio para todas las personas’ que se ha desarrollado a lo largo de los últimos días en el Teatro Auditorio de Cuenca y en el que ha agregado que el título de este encuentro “puede ser un buen eslogan para plasmar el reto que tiene que afrontar este grupo y otras ciudades históricas”.

Un título que, ha continuado, “nos compromete a todos y nos exige una responsabilidad”, al tiempo que ha defendido que este congreso se ha convertido en un “auténtico foro sobre accesibilidad y patrimonio mundial”, al tiempo que ha advertido de que la organización no da “por zanjado el tema de la accesibilidad, ni mucho menos”.

Tras abogar por un patrimonio cultural “que pueda ser disfrutado de forma normalizada y sin exclusiones”, ha instado a “poner manos a la obra y enfocar el patrimonio en clave de accesibilidad”, para, a continuación, señalar que nos encontramos “ante un hermoso reto”.

Asimismo, ha apostado por la investigación aplicada, el uso de nuevas tecnologías y la formación especializada de técnicos en la materia, convencido de que la accesibilidad “es mucho más que hacer rampas”.

En este sentido, Huete ha afirmado que este congreso ha conseguido “dos hitos que no son fáciles en un tema tan importante y delicado”, en referencia a la visibilización de la accesibilidad “más allá de como un problema a resolver sin más” y a la necesidad de situar a la persona “en el centro de cualquier acción o estrategia”.

Finalmente, ha agradecido a la ONCE su implicación “de una forma plena en la organización y desarrollo del congreso”, al igual que a la UCLM, el Consorcio Ciudad de Cuenca y PREDIF y ha tenido una mención especial para la por su apoyo al Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España y a los técnicos que han hecho posible este foro, enmarcado en el 25 aniversario de la creación de este grupo y del Año Europeo del Patrimonio Cultural.