El hace esta petición la misma semana que ha presentado sendos recursos en el Ayuntamiento de Barajas de Melo y de San Clemente tras tener conocimiento de que están tramitando expedientes para evaluaciones ambientales e informes urbanísticos de explotaciones ganaderas cuyos proyectos no han sido realizados por técnicos competentes, lo que, a su entender, no garantiza que se cumplan los condicionantes de seguridad alimentaria y bienestar animal, ha informado Coiacc en un comunicado.

Según la normativa, los técnicos municipales, en cumplimiento de esas condiciones de seguridad, tienen que comprobar y examinar la competencia del técnico que lo firma.

“No somos conscientes de la importancia que tiene que un proyecto de estas características esté elaborado por un profesional con la formación adecuada, y deberíamos saber que de ello depende tanto la salud de las personas como la de los animales, sin olvidar las 2 consecuencias que podría tener para el medio ambiente”, han señalado desde el Colegio de Agrónomos.

Además, han añadido que los expedientes de Barajas de Melo y San Clemente están redactados por un arquitecto y un ingeniero de montes, técnicos que no son competentes en esta materia y que no tienen atribuidas competencias al respecto, y por un ingeniero técnico industrial, que ni siquiera indica su especialidad, por lo que no puede saberse si posee los conocimientos requeridos.

Aspectos como la alimentación, el ambiente, el espacio y la disposición de las instalaciones, así como la limpieza de las mismas y la gestión de los residuos (estiércoles o gases) influyen “considerablemente” en todo lo anterior. Por ello, han considerado que son fundamentales a la hora de redactar los proyectos técnicos en los que se basan los informes y las evaluaciones que deben tramitar y autorizar los ayuntamientos.