El Coordinador Local de IU, y candidato a cabeza de lista, , ha explicado que esos 15 puntos “deberían ser el programa conjunto de la formación”. También, ha acompañado esta propuesta de unas primarias para la elección de la cabeza de lista al ayuntamiento de Cuenca.

Según IU, los puntos básicos pasan por la municipalización de servicios públicos, la auditoría ciudadana de la deuda municipal, cifrada hoy en 63 millones de euros, la apuesta por una ciudad compacta y sostenible de cara al nuevo POM, un plan de igualdad para el municipio y un plan de vivienda pública, entre otras cuestiones.

Para García se trata así de “salvar el escollo” surgido en las negociaciones en las que Podemos ha planteado no renunciar a su proyecto de elaboración programática de “Cuenca en Marcha”. “Con la propuesta que plantemos, Podemos puede continuar desarrollando ese programa, e Izquierda Unida hará lo propio desarrollando el nuestro por nuestra parte. Nadie renuncia a nada de su programa, pero se pone en valor lo que nos une” ha señalado.

Respecto a la lista electoral, Izquierda Unida continúa defendiendo las primarias a la cabeza de lista como primera opción. Su propuesta consiste en “unas primarias en las que concurriría la candidata de Podemos y el candidato de IU, y quien gane encabeza y quien no iría segundo”. Para García esta “es la mejor manera de dirimir esta cuestión sin problemas, de forma democrática y participativa, y asumiendo los resultados de la votación”.

PODEMOS NO RENUNCIA A UN PROGRAMA PARTICIPATIVO

Por su parte, Podemos Cuenca ha explicado que no renunciará a defender un programa participativo en 2019. Según la formación morada, reducir ahora el programa municipal a tan solo esos 15 puntos, “supondría renunciar de facto a las 488 propuestas incluidas en el programa participativo ‘Cuenca, ¡En Marcha!’ por cientos de personas y asociaciones conquenses, expulsando sus ideas de la confluencia”.

Un punto por el que Podemos no va a pasar, ya que según han informado, no renunciarán a defender un programa participativo en las elecciones municipales de 2019 para crear una sopa de siglas que defienda tan solo 15 puntos como alternativa de gobierno.

“Nuestro compromiso con la participación y la transparencia es irrenunciable porque es un contrato público con la ciudadanía, y si Izquierda Unida se empeña en volver a las dinámicas de 2015, les invitamos a desarrollar su propio proceso y confiamos en la posibilidad de alcanzar un acuerdo postelectoral”, ha enfatizado la formación.

Así, Podemos cree que Izquierda Unida no ha realizado primarias para su lista electoral, y que la proposición de primarias sólo para la cabeza de la lista y a menos de un mes de que se cierren los plazos, “supone volver a las primarias a la búlgara, sin censo público ni control democrático externo del proceso de votación”. También han dicho que “este sistema ya lo aplicaron en 2015 y acabó con Izquierda Unida presentándose en solitario bajo la marca ‘Ganemos’ y permitiendo la investidura de ”.

Por último, Podemos ha indicado que seguirá trabajando de forma conjunta con los vecinos, asociaciones y organizaciones políticas “en la construcción de una alternativa amplia y viable para nuestra ciudad, que incluya de forma real y transparente todas las propuestas de la ciudadanía además de su priorización en el programa”.