Los jardines de la Diputación Provincial han vuelto a ser el punto de partida de la III Quedada de Coches Antiguos en Cuenca, en la que este año participan un total de diecisiete coches, procedentes de lugares tan dispares como , , , , , , Ciudad Real y Cuenca. Una exposición muy especial que ha despertado gran expectación entre los ciudadanos, que no han dudado en acercarse para disfrutar con estas auténticas joyas de las cuatro ruedas, entre las que se encuentran desde un T de 1915 hasta un 2.300 de 1965.

El presidente de la Diputación, , acompañado de la subdelegada del Gobierno en Cuenca, , ha dado la bienvenida a los propietarios de los coches participantes y los ha recibido en el Salón de Plenos del Palacio Provincial, donde les ha deseado que disfruten de estos tres días en la provincia.

Tras esta primera toma de contacto, el presidente se ha convertido en guía de excepción y les ha mostrado el resto de esta zona noble del Palacio Provincial, desde el Salón Azul hasta el Salón de Actos, pasando por las distintas obras de arte existentes en el pasillo, como por ejemplo el mural de o la escultura de Marco Pérez de la Abuela Serrana.

, en representación de este grupo de aficionados, no ha dudado en mostrar su gratitud por el recibimiento y la hospitalidad demostrada un año más y lo ha querido reconocer entregando al presidente de la institución provincial una pieza del ceramista conquense .

Durante tres horas han estado expuestos en los jardines de la Diputación los diecisiete coches antiguos de marcas tan emblemáticas como Jaguar, Mercedes, Ford, Fiat, Chevrolet o Packard, mientras sus propietarios han aprovechado la ocasión para visitar el casco antiguo de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Pero esta III Quedada de Coches Antiguos no se reducirá a la capital y, de hecho, tienen preparado un apretado programa de actividades por la provincia. Así, este viernes llevarán a cabo una ruta que comenzará en la mina de lapis specularis La Mora Encantada de Torrejoncillo del Rey y continuará por Huete, Caracenilla y la fábrica de chocolate la Abadía de Jábaga.

Para el sábado, tienen previsto conocer la ciudad romana de Valeria con el fin de desplazarse, a continuación, hasta la bella localidad de Alarcón, proseguir por Motilla del

Palancar y concluir la ruta en la capital.

Tras estas dos intensas jornadas recorriendo y conociendo nuestra provincia, el domingo, 6 de mayo, se reservará para la despedida y, como no, el regreso de los participantes a sus respectivos lugares de origen, confiando en que se lleven un excelente recuerdo de Cuenca.