Este jueves se celebra el juicio laboral del Casas Colgadas de Cuenca en el que siete trabajadores fueron despedidos hace sietemeses sin indemnización ninguna y ni siquiera carta de despido, a consecuencia del cambio de adjudicatario de la explotación del citado mesón, de titularidad municipal.

Junto al Ayuntamiento de Cuenca, también figuran como demandados por la , Hostelería y Turismo de CCOO de Cuenca la anterior empresa adjudicataria del Mesón, SL; la administradora concursal de esta última empresa y la nueva empresa creada por el mencionado De la Ossa y otro socio y a la que De la Ossa ha transferido la concesión municipal de la explotación del Mesón, ha informado el sindicato en nota de prensa.

CCOO y los trabajadores del instan al alcalde de Cuenca, , y al empresario restaurador a buscar una solución satisfactoria al conflicto laboral “que ellos mismos originaron” hace ya más de siete meses, cuando los trabajadores fueron “echados” del Mesón, sin ni siquiera entregarles las correspondientes cartas de despido.

El origen de la “situación kafkiana” que sufren desde entonces los siete trabajadores y sus familias está en el pliego de condiciones mediante el que el Ayuntamiento de Cuenca reguló el concurso para el arrendamiento del restaurante, apunta el sindicato.

“El alcalde decidió que lo único importante era la estrella Michelín, pero no mantener siete empleos, muchos de ellos con mas de 30 años de antigüedad, despreciando la normativa laboral y el derecho de subrogación de los trabajadores y obligándoles a acudir a los tribunales para hacer valer sus derechos”, denuncia la responsable de FECOHT-CCOO de Cuenca, .