La ha vuelto a otorgar su confianza a Julián Sáiz Garrote para que siga siendo su presidente otros cuatro años, repitiendo por tanto el mandato que le fue otorgado.

De este modo, los asociados de esta organización sectorial integrada en CEOE CEPYME Cuenca respaldan la labor de Julián y su equipo, y vuelven a darle su confianza para consolidar los objetivos de esa organización.

Seguirá en la vicepresidencia Araceli Cuerda, contando esta directiva con el compromiso y apoyo de todos los libreros asociados que suponen prácticamente la totalidad de los de la capital y una parte importante de los de la provincia.

Consolidación

Durante esta asamblea general se señaló el crecimiento de la organización que ha consolidado un evento importante como el Día del Libro que tuvo que ser suspendido este año por la lluvia, pero que ya es una cita fija en el calendario de los conquenses el 23 de abril.

Del mismo modo, la asociación analizó la pasada Feria del Libro de la que destacó sus buenos resultados y su consolidación tanto en el lugar como en las fechas.

Asimismo, también se intentará seguir participando en actividades de dinamización del sector como las ligadas al Día de las Librerías con sorteos para los usuarios de estos establecimientos o sumados a las acciones puestas en marcha por todo tipo de establecimientos dentro de la .

Además, desde esta organización sectorial siguen abiertos a participar en actividades y eventos que cumplan la doble misión de potenciar estas empresas y potenciar cultura y lectura.

Material escolar

Respecto al inicio del curso escolar 2019/2020, desde la han mostrado su preocupación y disconformidad por el sistema establecido por algunos docentes de recoger dinero para la compra de material escolar.

Para ello han solicitado, tanto a la Consejería de Educación, como a su dirección provincial, así como a directores de los colegios donde se da esta práctica, que tomen medidas para evitarla y se dé libertad a los padres a que realicen sus compras donde crean conveniente, ya que hay muchos que prefieren hacerlo en el pequeño comercio de la ciudad, en su librería o papelería de confianza.