Martínez Guijarro, que ha asistido este sábado a la llegada de la imagen de la patrona a Villasviejas y la subida al cerro donde los fieles cantan la salve antes de volver a bajar hasta la ermita junto al alcalde de la localidad, , ha confiado en poder “culminarlo lo antes posible”.

El vicepresidente primero ha subrayado que desde el Gobierno regional siempre ha sido constante al apoyo a las tradiciones, puesto que se trata de “momentos especiales” para nuestros pueblos, en los que “se respira un clima de armonía”, ha informado la Junta.

Diablos y danzantes son el pilar fundamental en el que se sustenta esta fiesta ancestral que reúne a vecinos y visitantes, además de hijos del pueblo que en su día tuvieron que marchar, para acudir hasta el lugar en el que apareció la imagen de la patrona.

Se trata, por tanto, de una jornada “especialmente emotiva” en el municipio en el que el paloteo de los danzantes pone la nota de color, ha informado la Junta en nota de prensa.