La titular de Bienestar Social ha manifestado que “la investigación y la innovación en el área social son claves para la construcción de comunidades inclusivas, porque nos ofrecen herramientas para la intervención social de suma utilidad, nuevas visiones de los problemas, intercambio de buenas prácticas, experiencias e iniciativas que nos permiten conocer mejor los fenómenos sociales que nos rodean y facilitan la actuación”, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Asimismo, ha señalado que el objetivo no es otro que el bienestar social, “una tarea compartida entre las administraciones públicas, los y las profesionales, las entidades sociales y, desde luego, el mundo académico”.

Por otro lado, la consejera de Bienestar Social ha puesto en valor en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, la Herramienta de Diagnóstico en Situaciones de Vulnerabilidad o Exclusión Social. Un instrumento diseñado entre el Gobierno de Castilla-La Mancha, la Universidad de Castilla-La Mancha y la para “medir” la exclusión social y que permite a los profesionales ofrecer una respuesta adaptada, ágil y eficaz al fenómeno de la exclusión social.