En declaraciones a , Chamón ha agregado que el jefe del Estado ha reconocido que tanto él como la reina doña Letizia vivieron “aquel drama de Cuenca tan duro y tan dramático”, recordando que a partir de ahora “esperan momentos difíciles y muy duros”, en referencia al citado juicio.

Tras afirmar que ha sido el jefe de protocolo de quien en la mañana de este miércoles se ponía en contacto con ella para comunicarle el interés de los Reyes en saludar a su familia, Chamón ha aseverado que Felipe VI está “enterado de todo” el proceso, y ha subrayado la “cercanía y amabilidad” de sus majestades para con su familia, ya que el Rey le ha confesado “que no podía pasar por Cuenca sin saludar” a los familiares de Laura.

Muestra de esa cercanía es, a su juicio, el hecho de que, tras bajar del coche oficial en la Mayor y antes de acceder al interior de la catedral de Cuenca para presidir el acto de entrega de los Premios Nacionales de Cultura, “lo primero que han hecho” es acercarse a saludarlas en un “acto de afecto y solidaridad” que la familia Del Hoyo Chamón no va a “olvidar en la vida, porque más cercanos y más buenos ya no pueden ser”.

Durante el breve encuentro, Chamón ha agradecido al Rey el telegrama que le envió tras el asesinato de su hija, así como “todo el apoyo y afecto” que han recibido en diferentes actos públicos, por lo cual ha dicho estar “sin palabras”.

“Dentro del dolor y la tristeza me siento como si un ángel hubiera bajado del cielo y me hubiese puesto en sus manos”, ha asegurado, para, a continuación, remarcar que es su hija la que le da “la fuerza y la energía para que siga para adelante con esta lucha para pedir una justicia rápida, eficaz y contundente”.

En este sentido, también se ha reunido con el ministro de Justicia, , con quien ha conversado “durante bastante tiempo” y a quien ha vuelto a reclamar justicia.