De este modo, hasta el 29 de mayo se han acumulado 585 litros por metro cuadrado (l/m2) de precipitación media, lo que representa un 12% más que el valor normal correspondiente a dicho periodo, que se sitúa en 521 litros por metro cuadrado.

Por zonas, las precipitaciones superan los valores normales en casi toda la Península y salvo en la mitad oeste de , en el norte de y , en Girona, en el levante peninsular desde hasta , así como en las Pitiusas, sur de Mallorca y Canarias.

Llegan a estar incluso un 50% por encima del valor normal en zonas del Cantábrico oriental, y norte de , en áreas de La Mancha y en los Sistemas Béticos.

Por el contrario, las precipitaciones se sitúan por debajo del 75% de su valor normal en la mayor parte de las Islas Canarias, en la meseta de León, en el noreste de Girona, en el sur de y a lo largo del levante peninsular, donde también se sitúan por debajo del 50% en puntos de y Almería y en el litoral de , y Tarragona.

Durante el periodo del 23 al 29 de mayo las precipitaciones, principalmente en forma de tormentas, afectaron a la mayor parte del territorio exceptuando el levante alicantino y Almería, zonas de la mitad oeste de Andalucía, Menorca y las Pitiusas y la mayoría de las Islas Canarias.

Salvo en el tercio sur, las cantidades superaron los 10 litros por metro cuadrado en el resto de la Península con áreas con más de 60 litros por metro cuadrado y 80 litros por metro cuadrado repartidas por toda la mitad norte en zonas de , Castilla y León, en los Sistemas Central e Ibérico, en Navarra y al norte de Aragón.

Se llegaron a acumular más de 100 litros por metro cuadrado en el sur de la provincia de Cuenca, en el pirineo navarro y al sur de la provincia de .

Entre las precipitaciones acumuladas en observatorios principales destacan los 89 litros por metro cuadrado en el puerto de Navacerrada; 77 l/m2 en Madrid/Retiro; 73 l/m2 en Zaragoza/Aeropuerto; 69 l/m2 en Valladolid/Villanubla; 68 l/m2 en Pamplona/Noáin y 62 l/m2 en .

El día 30 las precipitaciones afectaron principalmente al cuadrante nororiental peninsular, destacando los 40 l/m2 registrados al norte de la provincia de Castellón.