El alcalde de Cuenca, y el concejal de Deportes, se han reunido con el alpinista conquense , tras su participación en un rescate en el monte argentino Fitz Roy de dos alpinistas brasileños, en el que finalmente resultaron fallecidas tres personas.

Ambos le han transmitido su satisfacción por su regreso en buen estado, a pesar de algún problema de salud consecuencia del frío extremo y han destacado su heroicidad, puesto que su accidente tuvo lugar por ofrecerse e ir a rescatar a los alpinistas brasileños; que gracias a su preparación física y destreza como bombero salvó a uno de sus compañeros que se accidentó cuando formaba parte de la expedición de rescate.

Mariscal y Llorens le han deseado muchos ánimos y fuerza para continuar desempeñando su labor de bombero profesional y consiguiendo sus retos personales.