A una jornada del Día de la Región y tras un año de haberse celebrado en Cuenca, su alcalde ha lamentado que el potencial de la ciudad, al que hizo referencia en su discurso, sigue esperando a que su Gobierno apueste por desarrollarlo.

Sobre los dos únicos temas, la colección de arte de y el nuevo hospital, a los que se refirió brevemente en su discurso, si hubo poco aquel día, pasado un año no hay prácticamente nada.

Mariscal ha recordado que otro de los anuncios que hizo en tal fecha sobre la colección de arte de Roberto Polo no se ha materializado. Page anunció una negociación con coleccionistas de arte que iba a dar muchas noticias, efectivamente lo ha hecho, ha dado muchos titulares.

La colección de Roberto Polo es una propuesta política que implica a muchas instituciones; sobre este asunto sólo hay un año de titulares, no hay protocolo ni nada firmado ni acuerdos cerrados como se ha asegurado y no se han presentado ningún documento sobre la pretendida Fundación. Todo parece indicar que Cuenca vuelva a ser discriminada por el PSOE frente a . El Consistorio sigue a la espera de que la Junta informe cuanto antes del proyecto museístico, cuadros a exponer, la duración, etc.

Y sobre la construcción del nuevo hospital, a la que se refirió como “refuerzo de la reconstrucción del sistema sanitario”, en ello sigue el señor Page, porque las obras avanzan con una lentitud exasperante para los conquenses, que desconocen la fecha de terminación de las obras y de su puesta en funcionamiento.

Si en 2017 tan poco le importaba Cuenca que le dedicó dos frases, no se pueda esperar que el paso del tiempo le haya hecho cambiar de opinión; más bien ha perpetuado su abandono hacia la ciudad y sus habitantes.

Además el no ha invertido ni un euro en la promoción turística de una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad; ni en sus colegios e institutos, algunos con más de 40 años de antigüedad, con graves deficiencias en sus infraestructuras que originan gastos extras que son asumidos por el Ayuntamiento.

Gracias al , se aleja de la grave situación de crisis y desempleo que sufre Castilla-La Mancha y muchas zonas de la región arrasadas por las políticas de Page y PSOE-Podemos.

Se puede decir bien alto que Page no ha hecho nada por Cuenca salvo utilizarla como escenario para anuncios de actuaciones que nunca llegan ni llegarán y que los conquenses no le perdonarán.