El Coordinador Provincial de Izquierda Unida de Cuenca, , ha analizado el paro registrado durante el mes de octubre en la provincia, donde ha vuelto a aumentar el número de personas que quieren trabajar y no pueden. El desempleo ha aumentado en más de 640 personas (por encima del cinco por ciento), más incluso que la “habitual” bajada de septiembre.

Medianero cree que los datos son claros y galopamos “sobre un mercado laboral absolutamente inestable y, sobre todo, muy precario. Se demuestra que nuestra provincia solo “coge aire” en épocas de campaña. El número de contratos indefinidos es mínimo y las posibilidades de poder vivir en esta provincia casi inexistentes.”

Esto contrasta radicalmente con la idea que se pretende vender de lucha contra la despoblación. “Aquí PP y PSOE dan miles de titulares sobre la despoblación y la lucha contra la misma no está sirviendo para nada.

Nuestros pueblos no tienen ninguna oportunidad. La agricultura que otrora servía para fijar población hoy está concentrándose cada vez en menos manos y dando mínimas oportunidades a las y los pequeños agricultores. La industria es prácticamente inexistente y los proyectos de sector servicios están amenazados por inversiones antidesarrollo como macrogranjas, cementerios nucleares o macrovertederos. No todo el dinero que se invierte es positivo, a veces es contraproducente.”

De esta manera, desde Izquierda Unida aseguran que “seguiremos ofreciendo un proyecto alternativo para la provincia de Cuenca. Un proyecto que está funcionando en diversas zonas de nuestro país y que antepone el interés general a los intereses particulares. La gente es quien debe poblar nuestra tierra y muchos gobernantes se empeñan en gestionar lo público contra ella.”