En declaraciones a los medios de comunicación tras su participación en la ponencia inaugural de la Conferencia Internacional ‘Smartcities y desarrollo sostenible” que se celebra en Cuenca durante todo el fin de semana, Moratinos ha admitido que, inmersos en la ola de atentados que han sufrido diferentes sinagogas en los últimos días, “nos encontramos en un momento de máxima tensión”.

Asimismo, ha señalado que, a pesar de que hasta hace unas semanas se abordaba el conflicto de Irak o del Estado Islámico como el “objetivo prioritario para intentar que los responsables de conductas y actitudes inaceptables de barbarie humana pudiesen poner punto y final” a las mismas, el “primer punto” en tal dirección “debe ser avanzar en la resolución del conflicto palestino-israelí”.

A este respecto, ha señalado que “hoy más que nunca, lo que debería hacer la comunidad internacional es preocuparse e interesarse en resolver el conflicto entre palestinos e israelíes”, admitiendo que el reconocimiento, por unanimidad, del Estado palestino por parte del Congreso “es un buen paso, pero no nos podemos quedar en un paso, aunque el primero sea el más difícil de dar”.

Así, ha destacado, “todavía nos queda camino, y el Gobierno debe conducirlo primero en , para conseguir una posición unánime de la UE en favor de esta decisión”, utilizándola, ha añadido, “como instrumento diplomático que sirva para volver a la mesa de negociación y para que pueda llevarse a la realidad la solución de dos Estados, que es la que toda la comunidad internacional ha aprobado y ha apoyado”.