La ausencia de la Diputación de Cuenca en el decreto aprobado por la Junta esta semana para asumir el incremento del Salario Mínimo Interprofesional en los contratos de los planes de empleo afecta a alrededor de 118 municipios de la provincia y ha provocado la disminución de 200 contratos en la misma.

Así lo ha trasladado a Europa Press el viceconsejero de Empleo y Relaciones Labores de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, , que ha señalado que si la Diputación de Cuenca hubiera aportado lo que le corresponde, unos 2,1 millones de euros aproximadamente, en la provincia se podrían cuantificar 750 contratos este año y por esta razón se han quedado en 536.

Del incremento del Salario Mínimo Interprofesional una parte la aporta la Junta, otra los ayuntamientos y otra las diputaciones, pero en el caso de Cuenca son los ayuntamientos los que tienen que asumir la parte de la Diputación y les sale “más caro”, lo que provoca esta disminución de contratos.

La parte económica que aporta el Gobierno regional para sufragar “el nuevo SMI” se incrementa en un 22,3% por ciento, según ha señalado el viceconsejero y además los ayuntamientos de la provincia recibe otra ayuda de la Junta a zonas despobladas dentro de la estrategia para la Inversión Territorial Integrada (ITI), al considerase ITI toda la provincia.

Las entidades sin ánimo de lucro adheridas a los planes de empleo en la provincia de Cuenca son doce, aunque a estas no les afecta la no adhesión de la Diputación de Cuenca, pues en su caso es el Gobierno regional el que asume la totalidad del incremento del Salario Mínimo Interprofesional.

Fue este miércoles cuando el Gobierno regional aprobó en el decreto para sufragar este incremento por valor de 6,2 millones, de los cuales 2,4 millones provienen de las cuatro diputaciones provinciales, a excepción de la Diputación de Cuenca.