El consejero de Agricultura y Agua de Murcia, , ha recordado que los socialistas “habían matado” el trasvase Tajo-Segura con los números recogidos en el Esquema de Temas Importantes del plan de cuenca del Tajo, que ya contemplaba unos caudales ecológicos que “eliminaban de facto el acueducto”, por lo que finalmente se ha conseguido “resucitar un trasvase que estaba muerto”.

Cerdá ha contestado de esta manera al ser preguntado por de Entendimiento para pactar cuestiones que mejoren el funcionamiento y la regulación del trasvase Tajo-Segura firmado este martes por el secretario de Estado de Medio Ambiente, , el vicepresidente del Consell y conseller de Agricultura, pesca, Alimentación y Agua, José Císcar, y el consejero de Agricultura y Agua de Murcia, Antonio Cerdá.

El consejero ha considerado que, con la firma del Memorando, se ha conseguido “algo muy importante para la Región de Murcia”, ya que es el reflejo de la voluntad y constancia del Ministerio para poner de acuerdo a las comunidades autónomas en un tema tan sensible como este.

Ha insistido en que el trasvase “va a seguir funcionando igual que hasta ahora, sin excepción de ningún tipo”. Así, la única pérdida que puede suponer la reserva de los 400 hectómetros cúbicos en la cabecera del Tajo es “una evaporación de siete a nueve hectómetros cúbicos anuales, pero que se va a compensar con menores pérdidas”.

Al ser preguntado por el hecho de que el no haya participado en esa firma, Cerdá considera que el texto aborda algunas cuestiones “que no afectan para nada el plan de cuenca del Tajo” como, por ejemplo, la gestión de derechos que está regulado en la Ley de Aguas.

En cualquier caso, ha recordado que los Gobiernos central, murciano y valenciano han constituido paralelamente un grupo de trabajo al que han invitado a participar a Castilla-La Mancha.