La Fiscalía ha formalizado acusación contra el procesado por un delito contra la libertad sexual, cinco delitos contra la libertad e indemnidad sexual, cinco delitos contra la integridad moral, un delito continuado de exhibición de material pornográfico y un delito de abuso sexual a un total de ocho víctimas. Además, pide penas de multa, indemnizaciones y prohibición de acercarse a las víctimas.

En conjunto por estas penas se solicitan por parte del un total de 56 años de cárcel por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones, desempeñadas en el conservatorio conquense durante 20 años desde 1995 hasta 2005.

(Habrá ampliación)