Así lo ha adelantado el presidente del Ejecutivo autonómico durante el acto de apertura del curso académico 2018-2019 de la (UCLM), que se ha celebrado este viernes en el Paraninfo ‘Cardenal Gil de Albornoz’ del Campus de Cuenca y que ha contado con la participación, entre otros, de rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado; el consejero de Educación, y Deportes, Ángel Felpeto; y el alcalde de Cuenca, , ha informado la Junta en nota de prensa.

Los 20 millones de euros en materia de ayudas a la investigación que se habrán aprobado entre 2017 y 2018 constituyen la primera convocatoria plurianual en este ámbito de los últimos ocho años y permitirá avanzar en el estudio de enfermedades como el párkinson, el alzhéimer o la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Una convocatoria de ayudas que responde al convenio firmado a principios de septiembre entre el Gobierno regional y la UCLM y gracias al que, ha hecho hincapié García-Page, “no hay riesgo para la Universidad estructuralmente hablando” para el próximo cuatrienio y que el presidente regional espera que sirva de base para un contrato-programa que garantice la viabilidad de la Universidad de Castilla-La Mancha “para los próximos años”.

Un convenio, ha continuado el jefe del Ejecutivo autonómico, “que da seguridad financiera” a la institución académica, a pesar de que la propia Comunidad Autónoma, ha lamentado García-Page, aún no tenga la seguridad de un nuevo modelo de financiación que “confiamos” se pueda concretar en lo sucesivo por parte del Estado.

CONTRA LA RECENTRALIZACIÓN DE LAS COMPETENCIAS

El presidente de Castilla-La Mancha ha defendido el papel de la UCLM en el desarrollo del autonomismo de la región, al mismo tiempo que ha criticado a aquellas fuerzas políticas que, en los últimos tiempos, han defendido la recentralización de las competencias derivadas a las comunidades autónomas en materia educativa.

“Rechazo claramente a aquellos que están diciendo, al calor de los independentistas de Cataluña, que las competencias educativas tienen que volver al Estado”, ha subrayado García-Page, para quien esta postura, “además de ser un grave error que nos retrotraería a épocas muy antiguas”, es al mismo tiempo “muy injusto” con aquellas comunidades autónomas que están haciendo buen uso de las competencias derivadas.

En esta misma línea, ha recordado que, en cualquier caso, existe la posibilidad de aplicar una “herramienta de armonización” para fijar “el mínimo y el máximo de lo que se puede estudiar en este país”, si lo que se quiere es corregir el uso inadecuado de las competencias educativas en algunas regiones o universidades en concreto.

El presidente de Castilla-La Mancha ha reafirmado su “absoluto compromiso” y el de todo el Gobierno regional con la UCLM, una institución que ha conjurado su “legitimidad” a lo largo de toda su historia como un elemento indispensable para “vertebrar la igualdad, extenderla y democratizar la riqueza y combatir los privilegios” en una región que lleva la Universidad “en su AND”.

Asimismo, ha defendido la estructura actual de la Universidad regional, conformado por cuatro campus, como un “un acierto”, para el que no solo “no hay una alternativa viable” sino que “es irreversible”, al mismo tiempo que ha apostado por seguir adaptando la oferta académica a la realidad de una sociedad “cada vez más versátil”.

UNIVERSIDADES PRIVADAS

También ha hablado de las universidades privadas, asegurando que “en una educación en mayúscula tienen que caber todos los modelos”. No obstante, ha dicho que aunque su gobierno no puede prohibir las universidades privadas desde un punto de vista constitucional, “tampoco” las va a buscar ni las va a alentar y, mucho menos, ha sentenciado, “si vienen a socavar a medio y largo plazo el servicio público universitario”.

La ceremonia, que ha estado presidida por el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, y el presidente regional, ha contado con la lección inaugural ‘Los Límites de la ficción’ a cargo del catedrático de Historia del Arte, .

En la misma, se ha dado lectura a la memoria del curso 2017-2018, se han entregado los premios extraordinarios de doctorado correspondientes al curso académico 2016-2017 y se ha realizado un reconocimiento a los miembros del personal de y Servicios (PAS) y Docente y de Investigación (PDI) que se jubilaron el pasado curso.

Del mismo modo, se ha investido a los doctores que alcanzaron este grado durante los cursos 2016-2017 y 2017-2018 en Filosofía y Letras, Ciencias, Derecho, Medicina, Ciencias Económicas, Ingeniería y Arquitectura, Enfermería, Bellas Artes, Ciencias del Deporte, Periodismo y Psicología.