Este miércoles se ponen a la venta las entradas para presenciar la puesta en escena del de los días 12 y 13 de junio en el Teatro Auditorio de Cuenca.

Una orquesta y un orfeón, a los que se ha dado el nombre de “Ciudad de Cuenca”, y que están integrados por más de 230 personas harán posible que un proyecto nacido del entusiasmo y del amor a la música sea muy pronto una realidad en Cuenca.

El alcalde de Cuenca, , acompañado del director general de Educación y Cultura, , del director de la , y de los directores del Orfeón y de la Orquesta, y respectivamente, ha presentado hoy los tres únicos conciertos que se van a poner en escena y que van a servir para poner el broche de oro al ciclo Hecho en Cuenca, los días 12 y 13 de junio, y a los Veranos en Cuenca, el día 29 de agosto de la Plaza Mayor de Cuenca.

El alcalde ha señalado que dada la expectación que se ha generado en torno a este acontecimiento musical se ha decidido ampliar el número de conciertos y que en lugar del único previsto en el Auditorio para el sábado 12 de junio a las 20,16 horas se va a reforzar con otro el domingo día 13 a las 12 del mediodía. El precio de las entradas, que se pueden adquirir en la taquilla del Auditorio a partir del próximo miércoles, será simbólico y se ha establecido en los 6 euros.

Francisco Javier Pulido ha destacado durante la presentación que el 98% de los integrantes del coro y la orquesta son de Cuenca y ha dicho que lo que pretende el Ayuntamiento es reivindicar de la mejor forma posible que el debe ubicarse en Cuenca, “queremos decirle a las autoridades del Gobierno regional que Cuenca quiere ser sede de ese Conservatorio y que nos lo merecemos, como ciudad cultural y como ciudad musical. Prueba de ello es la formación de este coro y de esta orquesta con gente de Cuenca, preparada desde el punto de vista musical y con unas enormes ganas de que esta iniciativa salga bien”.

El alcalde ha animado a los conquenses a acudir al Auditorio a presenciar estas actuaciones y ha anunciado que para los que no puedan hacerlo en junio se ha previsto una actuación en la Plaza Mayor el día 29 de agosto a las 22 horas, “ese día la Plaza se convertirá en un escenario musical en un marco totalmente incomparable”.

En este mismo sentido se ha expresado el director general de Educación y Cultura, Pedro García Hidalgo, que ha recordado cómo se gestó el proyecto y ha destacado la ilusión y el entusiasmo de las más de 200 personas que participan de un modo totalmente desinteresado”.

Por su parte el director de la , Pedro Mombiedro, ha anunciado la grabación de un DVD en el que se recogen ensayos, entrevistas y los propios conciertos.

El director del Orfeón, Carlos Lozano, ha anunciado que actuarán como solistas la soprano bilbaína Naroa Intxaisti, el contratenor y él mismo como barítono. Lozano ha mostrado su satisfacción por actuar en Cuenca. Ha añadido que tanto él como Pedro Pablo Morante querían hacer algo importante en Cuenca desde el punto de vista musical y ha destacado la ilusión de los integrantes del Orfeón que ensayan desde el mes de octubre todos los fines de semana de forma totalmente desinteresada. Lozano confía en que todo esto sea un punto de partida y que puedan seguir aportando más cosas en beneficio de la cultura de Cuenca.

Por último el director de la Orquesta, Pedro Pablo Morante, ha hablado del esfuerzo, el trabajo y el tesón de los integrantes de la orquesta y ha vaticinado un gran éxito para este proyecto.

Durante la presentación el alcalde ha trasladado su agradecimiento a la , a la Banda de Música de Cuenca, a la Scholla Cantorum, a la , al , al y al , además de a todos y cada uno de los integrantes del Orfeón y la Orquesta.

El nombre de Carmina Burana hace referencia a una colección de cantos goliardos de los siglos XII y XIII, reunidos en un manuscrito concreto.

Carl Orff, utilizando como texto algunos de estos cantos compuso en el siglo XX una cantata escénica.

El original Carmina Burana es una colección de cantos de los siglos XII y XIII que se han conservado en un único códice encontrado en 1903 por Johann Christoph von Aretin en la Avadía de Bura Sancti Benedecti, en Baviera.

El códice recoge un total de 300 rimas, escritas en su mayoría en latín. Fueron escritos hacia el año 1230 aproximadamente, posiblemente en la abadía benedictina de Seckau o en el convento de Neustift, ambos en Austria.

Carl Orff tomó los textos de Carmina Burana para componer una cantata escénica con el mismo nombre en 1937, cuyo fragmento más conocido es el O Fortuna, que constituye la primera parte del preludio y que se repite al final de la obra. De la colección completa de los Carmina Burana, Orff escogió 25 canciones y las ordenó de modo que pudieran ser representadas en un escenario.