García-Page, durante su intervención en el acto de inauguración del nuevo pabellón polideportivo de ‘Federico Muelas’ de Cuenca, ha insistido en que siente “rechazo personal” por el hecho de que se pueda estar enseñando “cómo un niño en puede ser más persona que otro por vivir en otro sitio”. “Es increíble y lo tenemos que corregir”, ha manifestado.

Además, el presidente castellanomanchego ha hecho hincapié en que la Constitución es “muy generosa” y en ella “se permite casi de todo, pero tampoco todo todo”, y por ello ha reiterado que en la enseñanza “no vale la ideología”, aunque “sí las ideas, sobre todo aquellas que son valores compartidos”.

“Todo ha cambiado mucho pero hay que dejar una cosa clara, que en esta región vamos a apostar siempre por una educación en valores”, ha concluido.