“Además del contenido de los programas electorales, podemos saber el posicionamiento de las candidaturas a través de las declaraciones de los diferentes líderes. Así, PSOE, Unidas Podemos y Recortes Cero -GV- PCAS-TC, se han manifestado reiteradamente en contra de la instalación del cementerio nuclear en Villar de Cañas. El resto de partidos, incluido el PP, no saben o no contestan con respecto al ATC de Villar de Cañas”, han denunciado desde la plataforma.

Tras precisar que la energía nuclear “cada vez cuenta con menos entusiastas”, pues partidos que “hasta hace poco mantenían una posición ambigua como Ciudadanos se sitúan ya abiertamente en contra”, la plataforma ha indicado que solo el PP sigue defendiendo abiertamente esta energía, aunque no lo plasma explícitamente en su programa.

“Solo dice en el apartado de energía y cambio climático ‘sin renunciar a otras tecnologías que aún son útiles a nuestro país’, mientras que no hay referencia alguna de la postura de Vox, al igual que el resto de formaciones políticas que se presentan por la provincia de Cuenca”, han añadido.

“Este movimiento de huida del PP demuestra lo que ya advirtió esta plataforma: que el proyecto del ATC en Villar de Cañas solo significaba la posibilidad de hacer caja para Cospedal, sus colaboradores y su marido, del Hierro. La espantada de , que solo venía a Cuenca para defender e impulsar este proyecto y la caída en desgracia de , demuestran que Cospedal ha tirado la toalla y que la dirección del PP cuando estaba Cospedal nunca tuvo el más mínimo interés en gestionar responsablemente los residuos nucleares”, ha defendido la portavoz de dicha plataforma, .

Dicho esto, ha exigido a los partidos políticos que se tomen en serio la gestión de los residuos radiactivos y “en vez de buscar un titular, expliquen a la ciudadanía durante esta campaña qué van a hacer, para que el votante sepa a qué atenerse”.

Por último, a los que vayan a tener responsabilidades de gobierno les ha pedido que “se pongan a trabajar de forma responsable en la gestión de los materiales más peligrosos existentes en el planeta, empezando por el cierre lo antes posible de las centrales nucleares y a continuación sacar adelante el séptimo Programa de Gestión de Residuos Radioactivos, de forma, participada, informada y democrática”, ha concluido Andrés.