Así, el vicepresidente segundo de la institución, Julián Huete, ha explicado que la modificación lo que hace es trasladar desde el capítulo seis —de inversiones reales propias de la Diputación- al capítulo siete -transferencias de capital— la cantidad necesaria para que sean los ayuntamientos, a través de una subvención, los que acometan los proyectos, ha informado la Diputación en nota de prensa.

En total son 850.000 euros que van a permitir acometer obras con la finalidad de rescatar patrimonio monumental e histórico con el objetivo no sólo de preservarlo con fines culturales, sino de convertirlos en nuevos focos de atracción turística y de desarrollo económico.

Entre los proyectos elegidos para estas inversiones figuran varios de los bienes donde ya se ha intervenido con el Plan de Mejora de las Infraestructuras Turísticas donde se quiere acometer una segunda fase de actuación, tal y como está ocurriendo en Cañete donde con una inversión de 120.000 euros se está acometiendo una segunda fase de recuperación del conjunto amurallado.

En la misma línea, por ejemplo, ahora se quiere acometer una segunda fase en el , se quiere seguir trabajando en la rehabilitación del Mausoleo de Llanes en Albendea, o se quiere acometer la iluminación y señalización de la Cueva de la Moneda en Villares del Saz, o de la mina de lapis specularis de Saceda del Río, que gracias al Plamit ya son visitables.

Entre los proyectos seleccionados y a los que se ha referido el vicepresidente segundo al defender esta modificación presupuestaria, también figura el de adecuar una nueva entrada a la mina de lapis specularis de Torralba ya que la que se ha habilitado con el Plamit es a través de un pozo de extracción —la entrada que se conocía antes de la intervención— y el objetivo es facilitar al máximo la accesibilidad a este conjunto.

Finalmente también se quiere acometer una segunda fase de actuación en el Convento de los Jesuitas de Belmonte, ésta con un presupuesto de 100.000 euros a los que hay que añadir los 60.000 que tiene consignado este bien a través del Plamit y que, a pesar de que por distintas causas todavía no se ha podido acometer la obra, según ha precisado Huete, no los va a perder sino que se van a sumar a esta segunda fase.

Respecto a bienes sobre los que se va a actuar por primera vez, Huete ha señalado la rehabilitación de las casas Martínez Falero con un presupuesto de 200.000 euros, la rehabilitación de la antigua central eléctrica de El Picazo a cuyo fin se destina una partida de 120.000 euros y la construcción de una escalera de acceso a los aljibes de la ciudad romana de Valeria, fin para el que se destinan 20.000 euros.

Al margen de esta cuestión, el Pleno ha aprobado la modificación de varias obras inscritas en los Planes Provinciales, ha aprobado la renovación del convenio suscrito con el y Minero de España gracias al que se están realizando distintos trabajos para mejorar el abastecimiento de agua de las localidades y para conocer mejor el subsuelo de la provincia y, como dato anecdótico, se ha asistido al sorteo de los componentes de la Mesa Electoral de Huelves ya que la Diputación ostenta la gestión ordinaria del municipio por la dimisión de la corporación municipal.