De este modo, efectivos de y agentes de movilidad están llevando a cabo controles de vigilancia sobre este aspecto que se intensificarán durante el fin de semana, además de sobre los sistemas de retención y la posible conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas, ha informado el Consistorio conquense en nota de prensa.

Según exponen desde el y la DGT, la antigüedad del vehículo supone un factor de riesgo, por lo que es imprescindible un mantenimiento adecuado de todos sus elementos de seguridad para combatir la siniestralidad.

Así, es necesario prestar especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de neumáticos, frenos, luces y señalización.