La ha llevado a cabo inspecciones de vehículos dentro de la Campaña de Control de Transporte Escolar, puesta en marcha por la Dirección General (DGT), entre los días 19 al 23 de febrero.

Estas inspecciones han consistido en el control de aquellos vehículos que acceden al Casco Antiguo de la ciudad, provenientes de la provincia o de otras provincias, y concretamente en la revisión de la documentación administrativa de los mismos y sus conductores; elementos de seguridad y de dotación de los vehículos, así como la realización de pruebas de alcoholemia a los conductores y auxiliares. En todos los casos han dado 0,0 mg/l.