Un acto en el que se ha hecho entrega de tres medallas a la constancia a otros tantos efectivos que han prestado más de 25 años de servicio, así como diferentes reconocimientos externos, entre los que han destacado el otorgado a la , creada de forma pionera en la región en el año 1999 y centrada en la prevención y lucha contra la violencia de género y conflictos en el seno familiar así como en la atención a menores y población en riesgo.

Asimismo, junto a miembros de o Protección Civil, también han sido condecoradas la letrada Marta María Martínez, , subinspectora del Cuerpo Nacional de Policía y María Teresa Garrido, guardia civil, a quienes se ha reconocido su labor profesional en el ámbito de la lucha contra la violencia de género.

Todos ellos, ha defendido el jefe de la , , “colaboran con nosotros permanentemente, gente con la que trabajamos habitualmente y sin la que no podríamos trabajar”, ya que con ella “sacamos adelante la vaquilla de San Mateo, la feria de San Julián y el servicio cotidiano”.

MÁS PLANTILLA

Con respecto a las necesidades, Durán ha solicitado la implicación de la Corporación municipal para “completar una plantilla adecuada con entre 20 y 25 policías”, ya que actualmente el número de efectivos asciende a 59 policías más 21 agentes de movilidad. “Cada día somos menos y mayores, con una media de cincuenta años porque durante años no se han convocado plazas y, por tanto, no se ha renovado y así es difícil”, ha espetado.

No obstante, también ha hecho hincapié en la necesidad de “rellenar la estructura” con oficiales “que se hagan cargo de los servicios”, subinspectores “que se hagan cargo de los turnos” o inspectores “que se hagan cargo de la coordinación y dirección”, pues el de la Policía Local, ha dicho, “es un servicio complejo del que no solo forman parte los agentes”. Durán también ha reclamado la adquisición de material y equipos de informática o vehículos para estar, “si no a la última, al menos lo suficientemente dotados de equipos técnicos para acometer nuestra función”.

POLICÍA PROACTIVA

El jefe de la Policía Local conquense ha aseverado que quiere una “policía proactiva, que establezca programas de actuación previos, pero para eso hacen falta efectivos”. Por el contrario, “por la precariedad de los medios, ahora mismo somos una policía reactiva, acudimos donde se nos necesita y estamos llegando casi siempre y atendiendo todos los requerimientos de los ciudadanos”, pero se precisa de más agentes para “establecer programas de actuación en educación vial, presencia en los barrios o atención a los vecinos”.

En relación a las demandas ciudadanas, ha incidido en que han “han aumentado muchísimo, tenemos cientos de llamadas en materia de molestias en vecindarios, sobre todo por ruidos o problemas en los que tenemos que mediar”, ya que “el ciudadano medio es bastante exigente con sus servicios, entre ellos, el nuestro”, ha reflexionado. Asimismo, ha apuntado que las multas de tráfico “no se han incrementado, es más, se denuncia poco”, valorando la necesidad de establecer un sistema de uso del espacio público en el casco antiguo, que contemple también el tráfico, aunque “en todos los demás barrios también tenemos que hacer una revisión del tráfico”.

Por su parte, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cuenca, Julián Huete, ha subrayado la “labor encomiable” de este cuerpo policial, a cuyos efectivos ha expresado su “máximo agradecimiento” y su compromiso de “reestructurar el cuerpo con la ayuda de los propios profesionales y atender al incremento progresivo de recursos humanos”. “Desde el minuto uno en que se pueda, lo vamos a hacer, porque es una necesidad, aunque tendrá que ser progresivo”.

Previo al acto institucional la capilla de la catedral de Cuenca ha acogido una misa oficiada por el obispo de la Diócesis, .