Según ha informado el Consistorio en nota de prensa, esta iniciativa ya se ha desarrollado con éxito en otros pueblos de la provincia conquense como El Provencio, Las Mesas o del Cuervo.

Desde el Ayuntamiento han comentado que el edificio “necesita una buena mano de pintura”, por lo que esta iniciativa es una oportunidad de plasmas su “deseo de cambio” y sus ganas de “seguir dando vida la pueblo de una forma original”. Llamando la atención con el poder de la imagen, quieren “despertar conciencias” y teñir de colores la localidad a la vez que el ánimo de sus vecinos.

Sin embargo, sus posibilidades económicas son “muy limitadas”, por lo que para sacarlo adelante han iniciado una campaña de micromecenazgo o financiación colectiva en el portal web Leetchi, un sistema de recaudación que han considerado adecuado para que cada vecino pueda hacer su aportación de forma que el mural pertenezca finalmente a toda la comunidad.

Pese a su escasa población, Portalrubio de Guadamejud desarrolla iniciativas innovadoras que abogan por la recuperación de saberes tradicionales favoreciendo el trabajo en equipo intergeneracional como forma de estrechar lazos y crear sentido de pertenencia. Ejemplos de estas han sido su decoración navideña artesanal con elementos reciclados, la apertura de una biblioteca con libros donados o la publicación de un ‘Diccionario Portalrubiero-Español’ con términos propios del pueblo y de la zona.