El PP ha criticado la actitud del alcalde de Cuenca, , en lo que concierne a los órganos de participación municipales, acusándole de “incumplir” su compromiso electoral de contar con la opinión de los ciudadanos como eje prioritario de su trabajo. Considera que desde que es alcalde, Ávila “se ha dedicado a intentar abortar deliberadamente” los órganos creados por el PP en la legislatura anterior.

Los ‘populares’ han explicado en nota de prensa que “el máximo exponente de este premeditado ataque es el de la ciudad que en 16 meses aún no ha sido convocado, a pesar de las reiteradas demandas del Grupo Popular para lograr su constitución”.

También han denunciado que los pocos órganos que se han constituido están siendo “manipulados” por Ávila, como es el caso del , reunido en dos ocasiones con el único fin de obtener dos fotos del alcalde, ya que éste ha sido “incapaz” de aportar propuestas “interesantes” para el colectivo, “como así lo han denunciado las asociaciones más representativas”.

Según el PP, “esta utilización partidista también se observa con el colectivo de discapacitados”. Así, ha dicho que las actividades del se encuentran “deliberadamente paralizadas” a la espera de modificaciones en su reglamento de organización y funcionamiento. “Un hecho que se explica por la incapacidad del alcalde para liderar y promover políticas de integración rigurosas”, ha sentenciado.

En idéntica situación se encuentra el , ha dicho el PP, que recuerda que “el propio Juan Ávila se opuso a su creación, algo que podría explicar que haya utilizado estos 16 meses de gobierno para dejar en el cajón el Plan Municipal de Igualdad que el mismo prometió desarrollar, y para paralizar sus actividades de nuestra ciudad”. Por otro lado, apunta, el aún está sin constituir a pesar de la gran importancia que tiene para los ciudadanos conquenses.

Los ‘populares’ consideran que la situación es “más grave” si se tiene en cuenta que al frente de estas políticas están concejales socialistas liberadas que “no están cumpliendo” con las funciones encomendadas. “Según el PP ni Pilar Herraiz, responsable del Consejo Social, ni , del resto de consejos, merecen seguir cobrando ni un euro más del Consistorio, puesto que no están cumpliendo con las competencias de su concejalía”, recalca.

Es por ello que el Grupo Popular Municipal ha exigido a Ávila que suprima inmediatamente la liberación de los concejales responsables de esta situación y que asuma él mismo la responsabilidad de garantizar la participación vecinal a través de sus órganos específicos.