El desarrollo del turismo en una región como Castilla-La Mancha y, en concreto en la provincia de Cuenca, se consigue con una buena planificación, conociendo las posibilidades de nuestra tierra y, por supuesto, invirtiendo en infraestructuras, en patrimonio y en la formación de profesionales.

Para , presidente de la Diputación Provincial, estos tres pilares, además de una promoción continuada, son fundamentales para dar a conocer la región y hacerla atractiva para quienes nos visiten, además de conseguir aumentar el número de turistas. Prieto citaba Cuenca como ejemplo de los despropósitos del Gobierno regional en este sentido, “existen cientos de oportunidades en la provincia de Cuenca que debemos aprovechar como destinos turísticos. Lamentamos que el gobierno regional de no haya tenido la dignidad ni tampoco la voluntad política de que estos lugares sean promocionados ni vertebrados en su conjunto para ofrecer de esta provincia un destino turístico único”.

El también presidente del provincial y candidato a las Cortes castellano manchegas, se refería a la firme apuesta de la Diputación de Cuenca por recuperar y rehabilitar patrimonio, un reclamo turístico de primer orden, “con su rehabilitación hemos apostado por hacerlos más atractivos. Tenemos ejemplos muy claros como es el mosaico de Noheda, que por cierto sigue cerrado gracias a la inoperancia de la Junta, o edificios como el convento de los frailes en Villaescusa de Haro recuperado para su uso”.

Prieto insistía en que “la Diputación de Cuenca ha invertido dinero para conseguir precisamente que estos destinos sean el motor económico para esta provincia. Esperamos que haya un cambio de gobierno el próximo 26 de mayo para que, con una política regional, que vertebre nuestro territorio y con el apoyo de administraciones como la Diputación provincial de Cuenca y los Ayuntamientos, podamos disfrutar de destinos turísticos de calidad y que haga, de alguna forma, que Cuenca incremente el número de visitantes y que este incremento redunde en beneficios económicos para todo el tejido de la hostelería y del turismo”.

Benjamín Prieto quiso recordar también que, desgraciadamente, en 2018, Castilla-La Mancha fue la comunidad autónoma con los datos más bajos de nuestro país en ocupación hotelera y se lamentaba de que se hayan desaprovechado, por parte del Gobierno de Page en la actual legislatura, oportunidades para promocionar nuestra región como el IV Centenario tanto de la muerte del escritor de Cervantes como de la escritura de la segunda parte de ‘EL Quijote’, por ejemplo, además de no crearse, tal y como prometiera hace cuatro años, la Sociedad Regional de Eventos Culturales que, bajo patrocinios y mecenazgos, impulsara iniciativas difusoras de grandes acontecimientos.