El presidente del , , ha lamentado que el haya rechazado continuar con el trámite de la Proposición de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha para regular los tiempos máximos de espera en la sanidad “cuando somos la segunda comunidad autónoma de España en la que más hay que esperar para una intervención quirúrgica”.

Prieto ha explicado que con esta Ley el pretendía regular los tiempos de espera sanitarios en nuestra región, de modo que hubiera un máximo de 20 días para pruebas diagnósticas, 30 días para consultas externas y 90 días para una intervención quirúrgica. En concreto, el presidente del PP ha indicado que se podrían beneficiar los 100.000 pacientes que están ‘oficialmente’ en espera en el Sescam, más todas aquellas personas que han sido sacadas de esas listas.

Benjamín Prieto ha recordado como en los hospitales y los centros de salud de Castilla-La Mancha faltan médicos y enfermeras, no se contratan sustitutos, las listas de espera aumentan de manera exponencial como por ejemplo la cirugía pediátrica, donde los niños castellano manchegos son los que más esperan de toda España para ser atendidos en la sanidad pública, “lo que hace absolutamente necesario que el Gobierno regional adopte de manera inmediata medidas urgentes, como la que ha propuesto el PP”.

Según ha declarado el máximo responsable del PP conquenses, “es inadmisible que Page alegue que no tiene dinero para apoyar la ley del PP sobre tiempos máximos de espera sanitaria, máxime cuando la situación económica actual de Castilla-La Mancha es muchísimo mejor que en 2011, cuando nuestra región cuenta con 1.012 millones de euros más en el Presupuesto regional de 2018 gracias al , y cuando ha demostrado que para lo que a él le interesa sí disponen de dinero, como es el caso de la creación de más vicepresidencias y consejerías y la contratación de más asesores y altos cargos, todo ello con tal de salvar su sillón”.