El diputado regional del por Cuenca, , ha exigido al que termine con la incertidumbre que generan los continuos anuncios de suprimir el servicio de autobuses en la provincia de Cuenca y ponga una solución definitiva a un problema que la Junta de Comunidades lleva arrastrando muchos meses.

Aunque la empresa encargada de prestar este servicio de autobuses, Mobus, ha anunciado que finalmente no interrumpirá el servicio por petición expresa del , Tortosa ha asegurado que el Gobierno de Page debería tomar cartas en el asunto para evitar que este problema se prolongue y pueda surgir de nuevo en unas semanas.

“Lo que no es de recibo es que los conquenses vivan con esta incertidumbre constante de si pasará por su pueblo el autobús o si lo volverán a suspender; ya no queremos más parches ni vacilaciones, reclamamos que este servicio se preste de forma definitiva y con garantías porque de no ser por esta decisión in extremis, la Junta hubiera dejado ‘colgados’ a decenas de conquenses que utilizan el autobús como vía de transporte”, afirmaba el diputado autonómico.

Asimismo, Tortosa ha asegurado que el PSOE está mostrando su más absoluto desconocimiento en esta materia, “de hecho ha quedado en evidencia que el Gobierno de Page es un incompetente porque ha sido incapaz, primero de prever este problema, sobre el que deberían estar advertidos tras la última crisis de autobuses de la que también fueron responsables; y segundo, por necesitar todavía más tiempo para asumir las líneas, cuando este problema se debería haber solucionado mucho antes”.

Según ha recordado el diputado regional, “hace unos meses, tanto la Junta como el PSOE no dudaban en culpar -hasta por carta- al de este despropósito, entonces del Partido Popular; y ahora, que ellos mismos están gobernando, callan y ni siquiera son capaces de alzar la voz y reclamar un servicio que por derecho nunca debería dejar de prestarse”.

Por todo ello, Tortosa ha vuelto a pedir al Gobierno de Page y sus responsables en Cuenca que se preocupen de verdad por el mundo rural y los pueblos pequeños “porque este no es el camino de luchar contra la despoblación; su deber como administración regional es garantizar el mantenimiento de esta línea”, concluía.