Es su segundo trabajo juntos, después de ¿Flores amarillas y otros relatos de amor y muerte’, y parecen haber congeniado a las mil maravillas fusionando fotografía y literatura. La escritora y el fotógrafo Juan Ignacio de los Frutos han presentado este sábado en el Salón de Actos del Palacio Provincial su nuevo libro ¿Retratos con historia’, contando con la presencia del diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech, como anfitrión y maestro de ceremonias, y al periodista, , como presentador.

Un libro éste que, según Doménech, le hace especial ilusión por tratarse de un trabajo de dos autores conquenses, concretamente de Las Majadas, lo que, sin lugar a dudas, hace más que apropiado el hecho de que la Diputación haya colaborado económicamente en su edición. Y es que, según ha recalcado, uno de los principales objetivos del y, en especial del , es apoyar la creación literaria y artística de los autores conquenses.

Susana Fuentes, por su parte, que se ha encargado de la parte literaria de este libro, no ha dudado en mostrarse satisfecha con el trabajo realizado, asegurando que, “aunque ha costado mucho sacarlo adelante, finalmente ha visto la luz y ha merecido la pena”. De hecho, ha dicho de ¿Relatos con historia’ que es algo más que un libro al uso. “Es un libro ¿ha asegurado¿ no solo para leer, sino también para ver, como si se tratase de una fotonovela”.

No en vano, de cada uno de sus retratos nace una historia, que se van entrelazando con protagonistas transversales hasta formarse una historia común, “una comunidad un tanto alocada” que está llamada a entretener. Es por ello que pide al lector mucha paciencia, que ponga mucha atención y que esté preparado para divertirse, porque “no es un libro que te vaya a transmitir ninguna moralina ni te vaya a contar una historia cerrada; es simplemente un divertimento”.

Un total de 42 retratos realizados a lo largo de varios años por Juan Ignacio de los Frutos son el punto de partida de este libro y de sus 47 relatos. Y es que, tal y como explica su coautor, en este trabajo en vez de ponerle cara al personaje según avanza la lectura, se ha planteado al revés y a cada uno de los protagonistas de estas fotografías se les ha puesto una historia, que se van intercalando unas con otras hasta crear al final una historia conjunta y común. Es, en su opinión, una manera de aunar fotografía y literatura.

¿Retratos con historia’ son 47 retratos que muestran dolor, tristeza, alegría, pasión, muerte¿ 47 historias que cuentan episodios de otras tantas vidas que se entrecruzan tan solo un instante cambiando todo un destino. Viudas negras, asesinas en serie, jubilados que trafican¿ y dos puntos de encuentro: las investigaciones de un intrépido policía y un programa radiofónico de testimonios donde los noctámbulos solitarios vomitan sus pesares. Con este hilo argumental, este libro ¿mitad fotografía, mitad literatura¿ presenta un paisaje humano tan complejo y tan sencillo, a su vez, como la vida misma, con tramas que envuelven y unen a todos los personajes sin que ellos sean conscientes de que un solo paso, un único gesto, puede cambiar su existencia y la de los demás para siempre.

Un libro, por lo tanto, que invita a disfrutar, a través de la lectura y la fotografía, de un universo literario nacido de un conjunto de relatos inconexos que van interrelacionándose hasta generar una historia común.