El presidente de la (CEOE) de , Abrahan Sarrión, ha anunciado que la semana que viene presentará en el Juzgado de Primera Instancia de Cuenca una demanda en defensa del derecho al honor “contra las personas o medios que han difamado” contra el proceso electoral en el que salió elegido.

En este sentido, Sarrión ha denunciado “las falsedades y medias verdades que se están contando” sobre dicho proceso electoral —en el que se desestimó la candidatura del presidente de la Agrupación de Hostelería, José Luis Zorita—, así como la “persecución” a la que asegura sentirse sometido desde su elección.

Acompañado de su equipo directivo, el presidente de los empresarios de Cuenca ha instado a Zorita a acudir a los tribunales para plantear sus demandas “por el bien de quienes representa” y le ha pedido que “deje de sembrar discordia entre el mundo empresarial conquense”.

Asimismo, ha lamentado que en esta sociedad haya personas “que no respetan las reglas del juego ni acudan a los tribunales”, y ha enseñado públicamente la documentación con la que asegura que se demuestran “las incoherencias en las que recaen constantemente el señor Zorita y la Agrupación de Hostelería”.

ACLARACIONES SOBRE EL PROCESO ELECTORAL

Respecto a las aclaraciones sobre el proceso electoral de y, en concreto, sobre las acusaciones de haber negado el censo electoral, Sarrión ha asegurado que “el 15 de enero de 2014 el gerente de la agrupación, , solicitó y retiró el censo electoral” para lo que ha mostrado el documento firmado por el gerente.

Además, ha tachado de “falso” que una de la quejas del otro candidato era el desconocimiento de la situación de deuda de su agrupación y de otros miembros de su candidatura, lo que le invalidaba para el proceso electoral.

Para ello, ha mostrado unos documentos en los que “Zorita habría reconocido la deuda total de 16.474,24 euros, que le habría sido comunicada en la Junta Directiva del 13 de diciembre, aunque en ese momento asegurara no reconocerla y discrepar en la cuantía y la forma”.

En este sentido, el presidente de la ha defendido el proceso electoral que se llevó a cabo, el cual ha tachado de “impecable”, así como “el ajuste absoluto a las normas que lo rigen”, acusando a Zorita de “desconocer los estatutos de la organización”.

AMENAZAS DE ESCÁNDALO

Por otro lado, Sarrión ha afirmado que durante una reunión con Zorita, éste le “amenazó con mostrar una documentación que destaparía un escándalo si no dimitía y convocaba elecciones”.

Según el presidente de CEOE Cuenca, esta documentación haría referencia al concurso de acreedores de la compañía por la que Sarrión presentó la candidatura en la que tendría deudas pendientes con la .

Sin embargo, ha defendido que estaba al corriente del pago de las cuotas y que desconocía la deuda a la que aludía, ya que “era concerniente a un curso de formación que fue pagado el 14 de enero de 2014 y que no tiene nada que ver con el proceso electoral”.

Por último y a preguntas de los medios, Sarrión ha asegurado que la mesa electoral “era la única que podía determinar si una candidatura era válida o no” y que, según los estatutos esta mesa, se forma el mismo día de las elecciones.