García-Page, durante su intervención este miércoles en el acto de inauguración del pabellón polideportivo de ‘Federico Muelas’ de Cuenca, ha explicado que está previsto que esta inversión sirva para que unas 25.000 empresas puedan “extenderse o imponerse de nuevo”.

El presidente autonómico ha sostenido que “a pesar de los augurios que hay”, desde el Ejecutivo castellanomanchego no van a “cambiar el rumbo”, apuntando que “si en algún sitio de España los empresarios se sienten inseguros, que consideren a Castilla-La Mancha una región refugio”. “Porque aquí no solo atendemos, sino buscamos que el empresario se expanda y que el que está fuera pueda venir”.

Además, García-Page ha destacado que “no hay nada más importante” que realizar todas las mejoras “al tiempo” para conseguir lograr “la mejor educación, la mejor sanidad, las mejores empresas y las mejores infraestructuras, porque todo tiene que ver lo uno con lo otro”.

En este sentido, ha recordado que “el mayor problema de caída de renta en Cuenca vino cuando se despidió a 500 trabajadores del hospital”, ya que esto supuso “500 familias que se fueron o se quedaron sin trabajo”.

PLAN META

Por otra parte, Emiliano García-Page ha afirmado que el Ejecutivo autonómico pretende aprobar también en febrero el segundo Plan Meta, destinado a la adquisición de 15.000 nuevos ordenadores para los centros escolares de la región.

“Yo quiero que funcione Castilla-La Mancha y que funcione España, y que lo hagamos, a ser posible, como lo hacemos en casa. Esto es realmente lo que más nos importa”, ha finalizado.