“La artesanía forma parte de la idiosincrasia de nuestra provincia y es siempre un buen reclamo turístico”. Así de contundente se ha expresado este sábado en la 38º Feria Internacional de Turismo de , , el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, , que ha querido saludar a los dos representantes de la artesanía conquense, que, de la mano del Patronato de Desarrollo Provincial, han instalado este año sendos talleres en vivo en el stand de Castilla-La Mancha: taller de forja artística El Francés, de Belmonte, y el taller artesano del mimbre de , de Villaconejos de Trabaque.

Dos talleres en vivo que, a juicio de Prieto, vienen a corroborar la importancia que le otorga la Diputación a la artesanía como un sector que está llamado a ser un activo destacado para el desarrollo económico de nuestra provincia, sobre todo, de la mano del turismo. De ahí, esa firme y clara apuesta de la institución provincial por este maridaje, que ha vuelto a escenificar en un impresionante escaparate como es Fitur, máxime cuando el día dedicado a nuestra provincia en el stand de Castilla-La mancha ha coincidido con una de las jornadas abiertas al público en general.

Es por ello que Prieto ha animado a los artesanos a seguir en la brecha y a no cejar en el empeño para que la artesanía conquense siga situándose entre los reclamos más destacados de nuestra provincia y en recuerdo indispensable para el visitante de su paso por nuestra tierra.

El público, que se está pasando este sábado por el stand de Castilla-La Mancha en Fitur, está disfrutando con el buen hacer de estos artesanos. Así, están teniendo la oportunidad de vivir en persona cómo los acabados de rematan el excelente trabajo de forja de o la destreza de y entrelazando las varas de mimbre. Trabajos en equipo que definen tanto al taller artesano de forja artística El Francés como al taller artesano del mimbre José Luis, sustentados ambos en la tradición familiar y en la labor perfeccionada a lo largo de los años.

Dos talleres en vivo que han llamado la atención de los visitantes, que no han dudado en acercarse a lo largo del día para disfrutar de la creatividad y destreza de estas manos artesanas.