El Salón de Actos del Palacio Provincial se ha convertido este jueves en el escenario elegido para la celebración de la reunión del ( con Discapacidad), que aglutina a más de 8.000 asociaciones de todo el país, de las que forman parte unos 4 millones de personas. Una cita a la que no ha podido faltar el presidente de la Diputación de Cuenca, , quien ha acompañado, entre otros, al presidente de CERMI Estatal, , y a la secretaria general de CERMI Castilla-La Mancha, .

Prieto, tras agradecer a CERMI el hecho de haber elegido a la Diputación y a Cuenca como sede de este encuentro, se ha congratulado de que haya apostado por prestar especial atención al colectivo de personas con discapacidad del medio rural. Y es que, tal y como ha remarcado, se considera “un convencido defensor del mundo rural, de la vida que representan y que protagonizan nuestros pueblos”.

Es por ello que ha aprovechado esta oportunidad para reivindicar igualdad de recursos y servicios para las personas con discapacidad que residen en el medio rural con respecto al resto del país; todo ello con el fin de afianzar su establecimiento en el territorio, evitando así que se vean obligadas a migrar a las urbes y combatiendo, a su vez, el fenómeno de la despoblación.

No es de extrañar, en consecuencia, que se haya comprometido ante el Comité Ejecutivo de CERMI que va a trasladar las reivindicaciones de este millón de personas del mundo rural al ante el Reto Demográfico del Comité Nacional de la Administración Local (CNAL) del que forma parte desde su constitución hace unas semanas.

No en vano, ha dejado claro que considera que el mundo rural no debe de ser un obstáculo para las personas con discapacidad, más bien todo lo contrario, puesto que no hay que olvidar los numerosos recursos con los que cuenta el territorio y su gran potencialidad en todos los ámbitos.

Una postura ésta que comparte el presidente de CERMI Estatal, Luis Cayo Pérez, quien ha incidido en la idea del necesario apoyo de todos a este colectivo para su afianzamiento en el medio rural y como medio para combatir la despoblación. De hecho, el Comité Ejecutivo de CERMI Estatal ha aprobado un pronunciamiento político que ha bautizado como ¿Declaración de Cuenca’, en la que plantea la necesidad de tomar conciencia y de promover y activar políticas y estrategias públicas y cívicas para favorecer el arraigo en el medio rural de este colectivo. Un entorno que, tal y como se refleja en el texto, ofrece numerosas oportunidades, que van desde la economía verde hasta el emprendimiento, pasando por la interacción con otros grupos en aras de propiciar el desarrollo rural.

En esta Declaración de Cuenca se aboga por la aprobación de una Estrategia Nacional de Desarrollo Rural Inclusivo, con vigencia para el próximo quinquenio, con enfoque de género, que promueva, planifique, programe, coordine y encauce las acciones públicas y cívicas dirigidas a las personas con discapacidad y sus familias, que residen en el entorno rural en España, a fin de mejorar su participación, acceso a derechos y bienestar social, favoreciendo su arraigo y la continuidad de la población con discapacidad en entornos rurales que actualmente corren peligro de despoblamiento y abandono.

Una apuesta por el medio rural que pasa indudablemente por potenciar la búsqueda y generación de yacimientos de empleo, que permitan la creación de riqueza en este entorno en clave de sostenibilidad, sin olvidar unas estrategias conjuntas contra el despoblamiento del medio rural. Para ello consideran fundamental la disposición de estudios, investigaciones y análisis estadísticos, sociológicos y económicos que permitan conocer la realidad de las personas con discapacidad residentes en el medio rural.