La diputada regional por el PSOE de Cuenca, , ha salido al paso de las declaraciones del presidente del PP conquense, , afirmando que su pretensión es “levantar una cortina de humo con el Grado de Turismo para tapar el voto del PP en contra de los regantes del Alto Guadiana. Un voto que es, además, “una bofetada a Prieto de sus compañeros ‘populares’, que han votado en las Cortes en contra de una resolución que la Diputación de Cuenca aprobó con su apoyo”.

Según ha explicado, el se ha opuesto a la resolución socialista que proponía rechazar el Plan de la cuenca del Alto Guadiana y exigir un nuevo régimen de extracciones basado en criterios técnicos y no políticos. Y es que “el plan de Rajoy supone llevar a la ruina a más de 1.000 familias conquenses”.

Una votación a la que, por cierto, no ha acudido , diputado regional por el PP de Cuenca y alcalde de Las Pedroñeras, quien “cobardemente no ha sido capaz de dar la cara por los vecinos de su municipio, a quienes no ha querido defender frente a sus compañeros de las Cortes”. Algo que supone además, ha aseverado Torralba, que “los responsables del PP de Cuenca no pintan nada en su partido a nivel regional, tampoco Benjamín Prieto, pues les han dejado en evidencia con este voto en contra”.

Para Torralba, éste es el verdadero motivo de las palabras de Prieto con respecto al Grado de Turismo, pues “él sabe que nuestra apuesta para que esta titulación se quede en Cuenca es clara”. Y ha explicado que el PP ha presentado una “proposición trampa” al respecto, que incluía una financiación “inasumible” para la UCLM. “Si el PP quisiese realmente arrimar el hombro para que esta titulación se quede en Cuenca habría presentado una resolución con ese único punto, sabiendo que el Grupo Socialista la votaría a favor”, ha asegurado.

La diputada socialista se ha mostrado convencida de que “lo que el PP perseguía era buscar una excusa para atacar al Gobierno regional” y, además, “levantar una cortina de humo para tapar sus vergüenzas” al oponerse a las demandas de los regantes del Alto Guadiana, “haciéndose cómplices de su jefe Rajoy al arrebatarles el agua que tanto necesitan”.