De exitosa y muy satisfactoria ha calificado la alcaldesa de Villanueva de la Jara, Mercedes Herreras Fogarty, la celebración de los actos conmemorativos del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa, que ha servido para difundir y dar a conocer a todos los niveles el rico patrimonio histórico-artístico que atesora esta localidad de La Manchuela conquense. Por ello no es de extrañar que el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, haya querido felicitar este jueves en la clausura del Año Teresiano a Villanueva de la Jara por el éxito cosechado, a la vez que ha resaltado “la excelente proyección turística alcanzada por la localidad en este último año en torno a la figura de la Santa”.

De ahí que Prieto haya animado al pueblo de la Jara a continuar poniendo en valor su patrimonio, una vez ha concluido el Año Teresiano; algo para lo que, ha dicho, “siempre contará con el apoyo de la Diputación provincial”.

Y es que Villanueva de la Jara ha experimentado en este último año un antes y un después en cuanto a proyección turística se refiere. No en vano, según la alcaldesa, “gracias a este V Centenario han pasado por la Jara en este último año cerca de 6.000 personas, de las que 4.000 lo han hecho por la nueva y flamante Oficina de Turismo con que contamos en la Posada Massó (siglo XVI), gracias al apoyo de la Diputación Provincial, a través del Plan de Mejora de Infraestructuras Turísticas (Plamit)”.

Esta afluencia de turistas, en opinión de Herreras, ha repercutido, además, en el tejido empresarial y económico del municipio, ya que “por lo menos, más de 2.000 de esos visitantes han comido o dormido en Villanueva de la Jara”.

A su juicio, también es importante el legado que han dejado para los jareños las Madres Carmelitas del Convento de Santa Ana con la puesta en marcha del Centro Teresiano; “un centro de interpretación que recibe diariamente muchas visitas de personas que quieren impregnarse del sentimiento teresiano”, ha detallado.

A ello se suma, según Herreras Fogarty, “la labor y el papel fundamental del párroco de la localidad y de los vecinos en general, porque “todos se han volcado en cada uno de los actos organizados, desde las representaciones hasta las charlas o vídeos”.

Para la alcaldesa jareña, muchas son las cosas que han tenido lugar a lo largo de este año Teresiano, que son dignas de mencionar, si bien hace especial hincapié en “el concierto de la Semana de Música Religiosa de Cuenca (SMR), que, por primera vez, se celebró en Villanueva de la Jara y sirvió de inauguración de este año tan especial”.

Misa de clausura

Un Año Teresiano que ha tocado a su fin este jueves, festividad de Santa Teresa, con la celebración de una misa en la iglesia del Convento de Santa Ana, que ha sido oficiada por el obispo de Cuenca, José María Yanguas, y a la que ha asistido el presidente de la Diputación, acompañado de la alcaldesa y miembros de la Corporación jareña, entre otros.

El prelado de la Diócesis se ha dirigido a los muchos feligreses que abarrotaban la iglesia para alabar a Santa Teresa, a la que ha denominado “maestra de la oración”. Les ha instado a tomarla como ejemplo en el día a día, porque “Santa Teresa nos enseña a llevar la alegría y la paz de Cristo a los demás”.

Tras la Eucaristía, el presidente de la Diputación y el obispo de la Diócesis han tenido la oportunidad de compartir en el locutorio unos instantes con las hermanas de la Congregación de las Carmelitas.

Aunque este jueves se ha dado por concluido un intenso año en la localidad de Villanueva de la Jara en torno a la figura de Santa Teresa, la alcaldesa ha lanzado un mensaje de continuidad, porque “la Jara sigue ahí, pertenece a una importante ruta como es la de ‘Huellas de Teresa’, y esperemos que continúen visitándonos e interesándose por nuestro patrimonio histórico-artístico y, como no, por el legado de la Santa”.