El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el presidente de la empresa Alvarion, Eran Gorev, presentaron, en Navas de Jadraque (Guadalajara), un municipio de sólo 34 habitantes, el proyecto de extensión de banda ancha a zonas rurales de la región. Con una inversión de 16 millones de euros, se llevará internet y banda ancha y telefonía a una población de unos 16.000 habitantes.

En Cuenca serán 39 los municipios beneficiados.

Precisamente el presidente de Alvarion, Eran Gorev, ha aplaudido la iniciativa del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, tanto por su visión de futuro como por su compromiso por mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos. De la misma manera se mostró muy agradecido por haber tenido la oportunidad de instalar la banda ancha.

El objetivo del Gobierno de Castilla-La Mancha es llevar este servicio a 459 pequeñas poblaciones en un tiempo récord: antes de julio de 2011. En estas poblaciones nadie está ofreciéndoles servicio, porque para un operador privado la inversión es enorme y poco rentable. Si no fuera por la iniciativa del Gobierno, a estos pueblos nunca llegaría ningún servicio, se les cerrarían las puertas de la Sociedad de la información, sin embargo ahora se abre camino para que otros operadores puedan llevar sus servicios sobre esta misma red.

La importancia del proyecto

Eran Gorev significó la importancia de esta inversión que ha realizado el Gobierno de España y el de Castilla-La Mancha para el despliegue de una red de banda ancha en una Comunidad como Castilla-la Mancha teniendo en cuenta el tamaño del territorio, y lo dispersa que está la población. Para Gorev, este acto es un ejemplo y una oportunidad para la región y toda su gente.

Mostró su satisfacción al colaborar con el Gobierno de Castilla-La Mancha que lo ha hecho con espíritu innovador y trabajo en equipo. Subrayó que para ellos es un lujo trabajar con profesionales con la finalidad de proveer más calidad de vida a todas las personas.

Por último aseguró que para este proyecto se ha elegido la tecnología más eficiente aportando a los ciudadanos todas las posibilidades de la sociedad de la información las mismas que aquellos que viven en Madrid o Barcelona.

Un compromiso con la igualdad

“Este es un compromiso con la igualdad” dijo el presidente Barreda que aseguró que se trata de que ningún municipio de la región se quede al margen de las nuevas tecnologías. El jefe del Ejecutivo castellano-manchego indicó que se ha hecho un esfuerzo inversor desde “lo público” porque de otro modo la iniciativa privada nunca hubiera llevado a cabo una iniciativa así.

“Se trata de que no haya discriminación a la hora de que cualquier usuario quiera acceder a cualquier tipo de comunicación, telefonía o Internet”, declaró el presidente al tiempo que señaló que la finalidad no es otra que cualquier persona viva donde viva forme parte y se implique en la aldea global sin limitaciones tecnológicas.

Alvarion, principal fabricante de banda ancha inalámbrica

Con más de 3 millones de equipos implantados en más de 150 países, Alvarion es el principal fabricante a nivel mundial de banda ancha inalámbrica dirigida a ISPs, operadoras de telecomunicaciones privadas y públicas, mercado empresarial y Administraciones Publicas.

Alvarion ha ido construyendo una reputación reconocida en el sector y constituye acuerdos a nivel mundial con compañías como Alcatel-Lucent, Siemens, o IBM, así como con más de 200 socios locales e integradores de sistema locales para dar soporte a su diversificada base de clientes.

El proyecto Wimax tiene como objetivo llevar infraestructuras de telecomunicaciones a aquellas poblaciones a las que no llega la inversión privada. Llevar Internet y banda ancha (mínimo 2 Mbps), y telefonía fija por IP a más de 450 núcleos de la región que cuentan con una población de 17.984 habitantes, en un período de 7 meses. Este proyecto afecta a una población de 16.270 personas, diseminadas en 459 núcleos de población.

Dichas poblaciones disponen en la actualidad únicamente por tecnología satélite a una velocidad máxima de 256 Kbps en el sentido red-usuario, velocidad que en la mayoría de los casos no es capaz de atender las demandas de acceso e información requeridas por los usuarios, y a un coste elevado.

Este proyecto se enmarca en el convenio de colaboración del Gobierno autonómico con el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino firmado el 12 de noviembre de 2009. La iniciativa más emblemática de este convenio es este proyecto de extensión de banda ancha en el medio rural de la región, que está dotado con 16 millones de euros entre ambas administraciones.

El proyecto fue adjudicado a la empresa Telecom Castilla-La Mancha tras un proceso de licitación pública al que concurrieron 5 empresas. Telecom ha contado con el apoyo de Alvarion y de Informática El Corte Inglés para su puesta en marcha.

Los municipios conquenses beneficiados con este proyecto son: Alarcón, Chillarón de Cuenca, Atalaya del Cañavate, Barajas de Melo, Bascuñana de San Pedro, Beteta, Buenache de la Sierra, Buendía, Campillos-Sierra, Cañizares, Carrascosa, Casas de Benítez, Casas de los Pinos, Castillo-Albaráñez, Cervera del Llano, Fresneda de Altarejos, Huete, Iniesta, Landete, Moya, Olmeda del Rey, Olmedilla de Eliz, Pajaroncillo, Palomera, Salvacañete, Valhermoso de la Fuente, Vara de Rey, Vega del Codorno, Villalgordo del Marquesado, Villanueva de la Jara, Villar de Cañas, Villar de Domingo García, Villar de Olalla Villarejo de la Peñuela, Villas de la Ventosa, Vindel, Fuentenava de Jábaga, Arcas del Villar, Villar y Velasco.