El PSOE ha lamentado que el alcalde de Cuenca, , haya optado por convocar un Pleno “sin ningún asunto deliberativo”, pues únicamente incluye las mociones que sí han presentado los grupos de la oposición, con el único objetivo de “buscar un nuevo enfrentamiento con la Junta”.

Los socialistas responden así a las críticas del primer edil ‘popular’, en las que señala que este miércoles se inaugurará la tercera fase del Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha sin contar con el Ayuntamiento.

Y es que, “tal y como reconoce el propio Mariscal en la nota remitida a los medios, los plenos municipales se celebran el primer miércoles de cada mes; fecha que en el caso de enero corresponde al día 3 y no al 10, día en el que ha sido convocada esta sesión plenaria”.

“Un Pleno que, por cierto, se convocó formalmente el pasado viernes y es desde finales de diciembre cuando ya el alcalde tuvo conocimiento por parte del Gabinete del Presidente de del día fijado para inaugurar este recurso museístico de la Junta. Además, días más tarde recibió la invitación formal a la que ni siquiera contestó”.

Entienden por tanto desde el PSOE que, “teniendo en cuenta que además no va ningún asunto al Pleno por parte del equipo de Gobierno -tal y como se desprende de la convocatoria formal del mismo-, sólo era necesaria la voluntad de Mariscal para poder asistir a dicho acto de inauguración”.

Una vez más, señalan los socialistas, “el alcalde opta por la pataleta y el conflicto con una administración gobernada por otro partido en lugar de por sumar y buscar sinergias para el beneficio de Cuenca”.

No en vano, la inauguración de esta nueva fase del Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha es una “muy buena noticia para Cuenca, mientras que desde el PP prefieren ensuciar la imagen de la ciudad con trifulcas artificiales”.

, que ha contado con un presupuesto de 900.000 euros, ha sido sufragada parte con fondos del Gobierno regional (400.000 euros) y parte con cargo al (500.000 euros), del que también forma parte la Junta y aporta por tanto financiación”.

Desde el PSOE achacan la actitud de Mariscal “al interés del primer edil de hacerse notar dentro de su partido para tratar de revertir el hecho de que sabe que no volverá a ser el candidato a la Alcaldía de Cuenca”.

Por último, invitan a Mariscal a aprovechar lo que le queda de legislatura para “trabajar por y para Cuenca en lugar de hacer que el nombre de esta ciudad suene por polémicas inventadas” o “por las que sí que crean sus concejales con declaraciones desafortunadas que han copado en los últimos días numerosos medios de comunicación a nivel nacional”.

“Ante este bochorno, lejos de ofrecer como mínimo una rectificación o disculpa, se ha limitado a calumniar a la portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento, que nada tiene que ver en este asunto”, concluyen.