El Grupo Socialista en la Diputación de Cuenca va a pedir en el Pleno de mañana, a través de sendas mociones, dos líneas de ayudas para los ayuntamientos: una para aquellos que han sufrido serios daños por las trombas de agua y de granizo de las últimas semanas, y otra para que los consistorios más pequeños puedan dedicarlo a gasto corriente.

En el primer caso, los socialistas recuerdan que son muchos los municipios de la provincia de Cuenca que se han visto asolados por el pedrisco, que ha ocasionado “gravísimos” daños en general, pero especialmente en los cultivos, en los caminos públicos, en los sistemas hidráulicos y en diversas infraestructuras.

Dado que ya el presidente de la Diputación salió en prensa señalando a los ayuntamientos la disposición de esta institución y que son varios los que se han puesto en contacto con él, el Grupo Socialista le insta a lanzar una convocatoria de ayudas específica para esta cuestión y a asesorar a los consistorios en su solicitud a la Administración central de declarar a sus municipios como zonas gravemente afectadas por una emergencia.

Por otro lado, los diputados del PSOE piden al equipo de Gobierno que lance una convocatoria de ayudas similar a la que ha puesto en marcha la Diputación de Ciudad Real, es decir, un plan de apoyo a los ayuntamientos más pequeños para gasto corriente que garantice la prestación de actividades y servicios municipales.

El objetivo es ayudar a estos pequeños municipios del medio rural a que ofrezcan buenos servicios y puedan prestarlos en las mejores condiciones a sus vecinos y en igualdad de condiciones que el resto de localidades. Con ello, además, se les da vida y se lucha contra la despoblación.