En su primera intervención como secretario general del PSOE de Cuenca ha mostrado su confianza en que “entre todos podemos conseguir que la provincia de Cuenca no sea un mero atractivo potencial, sino un valor seguro”, haciendo hincapié en los pilares que deben sustentar el acuerdo, que son el empleo, los servicios públicos, el turismo y la cultura.

El secretario general del PSOE de Cuenca, , ha reivindicado en su intervención de clausura del 13º la negociación y el diálogo, resaltando que “es hora de los acuerdos con mayúscula”. Y ha propuesto un Pacto por Cuenca que tenga como ejes centrales el empleo, los servicios públicos, el turismo y la cultura.

Una clausura en la que ha estado acompañado por el secretario de federal, José Luis Ábalos, y la vicesecretaria general y portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, . El objetivo, ha subrayado, es “invertir la tendencia que hoy aboca a la melancolía a tantas personas que vivimos aquí y la sustituya por la confianza, la fuerza y el vigor que siempre acompaña a la esperanza”.

En su discurso ha destacado que “si hay trabajo, los conquenses vivirán aquí”, abogando por conseguir que esta provincia “tenga los atractivos necesarios para que haya emprendedores que quieran poner en marcha sus negocios y para atraer empresas que se puedan asentar en Cuenca”. Asimismo, ha calificado de “apuesta inequívoca” el mantenimiento y fortalecimiento de los servicios públicos, los cuales “seguiremos reforzando”.

Considera igualmente que hay que seguir potenciando el turismo y la cultura como sectores prioritarios de generación de riqueza, para lo cual “la complicidad del Ejecutivo de Castilla-La Mancha está siendo trascendental”. Se trata sin duda, ha dicho, de “un nicho de negocio que debemos hacer crecer”.

El dirigente socialista ha puesto en valor precisamente las iniciativas que para Cuenca lleva ofreciendo desde el inicio de la legislatura el , preguntándose “cómo puede ser que plantee proyectos que redundan en el bienestar de nuestros paisanos y que sólo porque vienen de la mano de un presidente regional socialista los denostan”.

Durante su primera intervención como secretario general, Sahuquillo ha puesto en valor la Historia del PSOE, de la que “debemos sentirnos orgullosos y reivindicarla”, incidiendo en “la pretensión de continuar durante mucho tiempo”, siempre que los ciudadanos “nos pidan ser su referencia, el espacio en el que depositar su confianza”. Y se ha dirigido a los afiliados, cargos institucionales, dirigentes del partido y votantes, manifestando que “sois los que hacéis del partido un instrumento vivo al servicio de la sociedad y de las personas”.

El responsable del PSOE de Cuenca ha finalizado su discurso mostrando confianza en que “entre todos, podemos conseguir que la provincia de Cuenca no sea un mero atractivo potencial, sino un valor seguro”, para lo cual ha pedido su apoyo a todos los presentes, pues “desde la unidad, no tengáis ninguna duda, será posible”.