Collado ha hecho estas afirmaciones durante el acto solemne de apertura del curso académico 2018-2019 que se ha celebrado en el Campus de Cuenca, junto al presidente de Castilla-La Mancha, ; el consejero de Educación, y Deportes, Ángel Felpeto; y el alcalde de Cuenca, , entre otras autoridades presentes.

Asimismo, el rector ha declarado que a pesar de que la reputación de la universidad española se ha visto afectada por comportamientos que “no parecen conformes ni a la ley ni a la ética”, “tampoco sería justo” crear una duda generalizada ni afirmar que esas actuaciones son comunes.

A su juicio, el sistema universitario español es un buen sistema universitario que cumple con la legislación y con las exigencias éticas, “sin perjuicio de comportamientos aislados que nos hacen daño”. Dicho esto, ha defendido, como ya hiciera hace unos días, que la UCLM cumple “escrupulosamente” tanto las exigencias legales como los imperativos éticos.

“Somos una buena universidad. Somos de las mejores del mundo, pero debemos seguir mejorando”, ha apostillado Collado, quien ha mostrado su satisfacción y el buen clima negociador en la firma del convenio de financiación entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la UCLM.

Esta “anhelada” colaboración, como él mismo la ha definido, garantizará a lo largo de los próximos cuatro años (2018-2021) una financiación de 689 millones de euros. “El importe de la transferencia nominativa y la financiación, a través de los , partirá de los 150.603.024 hasta los 194.467.166 euros. Acuerdo que incluye el compromiso asumido por la Junta y los objetivos y actuaciones que se plantean alcanzar desde la Universidad”.

Alianza que durante estos cuatro ejercicios permitirá establecer un marco de planificación suficiente para el trienio 2019-2021, así como para avanzar en la implantación de los nuevos grados y afrontar el reto de ampliar y renovar su oferta académica.

CASI 600 PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN POR 19 MILLONES DE EUROS

De su lado, el secretario general de la UCLM, , ha puesto en valor que el pasado curso se activaron un total de 584 proyectos de investigación en el seno de la institución académica por casi 19 millones de euros, lo que a su juicio ejemplifica la “recuperación iniciada” en el año 2015 en cuanto a la captación de fondos, pero en todo caso sigue siendo “insuficiente para el potencial científico” de la universidad.

En esta línea, ha aseverado que la UCLM cuenta para el presente curso con 1.673 profesores investigadores, un 2,8% más, con una tasa de participación docente en proyectos de investigación superior al 82%.

Bravo ha cerrado su intervención poniendo en valor el “compromiso de la UCLM con unos valores sólidos y con su responsabilidad de servicio público”, tras lo que ha terminado parafraseando a para dirigirse a los alumnos: “Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber”.

LA AUTONOMÍA DEL ARTE ILUSTRA LA LECCIÓN INAUGURAL

La lección inaugural ha corrido a cargo del catedrático de Historia del Arte , quien se ha planteado en su argumento los límites de la ficción y la autonomía del arte. En su opinión, “un tipo de práctica artística que sigue su propia ley, y por tanto, se ocupa de cuestiones que tienen que ver con problemas estéticos”, algo a lo que ha sumado que, a veces, “los artistas han sentido esa autonomía no como libertad, sino también como una especie de aislamiento”.

Tras recordar que ha habido casos en los que los artistas “han querido romper esa autonomía y plantear discursos que vayan más allá”, ha citado al artista plástico argentino Ferrari.

“A Ferrari le marca la Guerra de Vietnam, la primera guerra que se narra casi en directo. Sintió, desde , que él tenía que hacer algo para contribuir a lanzar un mensaje de paz. Y lo que hizo fue ‘Palabras ajenas’, un texto con fragmentos reales de voces históricas como Hitler, o procedentes de la historia, incluso de la Biblia. Plantea una ficción mínima y pone a dialogar en un mismo espacio a personas que no podrían haber dialogado nunca”, ha afirmado.

La paradoja que se plantea ante este texto, y ante el reto de ponerlo en escena, “es la autonomía en el arte”, ante lo que se ha preguntado si Ferrari “quiere que sea una obra de arte pero al mismo tiempo quiere mandar un mensaje a la sociedad que excede los límites del arte”, algo que crea “una situación contradictoria”.

“La función social del arte es carecer de función social. Es ser un espacio de libertad ética y expresiva que sin tener una función social específica, como pueden tener otros saberes, tiene una función básica en el sostenimiento de la convivencia y la democracia”, ha añadido.