Así se ha pronunciado el monarca bajo el Arco de Jamete de la gótica catedral conquense, el lugar que ha elegido para comenzar defendiendo “la cultura” y “la libertad” arraigadas en la Constitución Española y aseverar que ésta “prevalecerá sobre cualquier quiebra de convivencia”. Tras su reflexión, ha recalcado “el gran placer” que ha sido para él y la Reina estar presentes en este acto.

“Los españoles rendimos tributo al talento, pero también al esfuerzo concreto de un notable conjunto de creadores que canalizáis vuestro arte, vuestra pasión y conocimiento, a través de más de 25 disciplinas”, ha dicho el monarca, al tiempo que ha indicado que esta “gran variedad” de manifestaciones artísticas es “una buena muestra de la naturaleza diversa y sobresaliente que siempre ha caracterizado a la cultura española”.

Con estas palabras, el Rey ha concluido la entrega de unos galardones donde se ha reconocido la labor de artistas como la actriz —portavoz de los premiados en la gala—, el presentador del programa de televisión El Hormiguero, , o el poeta albaceteño , entre otros.

(Habrá ampliación)