Los hechos se remontan al pasado mes de agosto, cuando un vecino de la localidad de Las , propietario de un cercado agrícola, denunció ante los agentes de la Guardia Civil de Las Pedroñeras la sustracción de piezas de maquinaria utilizada habitualmente para la recolección de ajos, cuyo valor superaba los 3.000 euros, según ha informado el en nota de prensa.

Ante estos hechos, el Equipo Roca comenzó una minuciosa investigación por la comarca manchega, durante la cual localizó a una persona que había vendido en el mercado de segunda mano piezas de maquinaria a dos agricultores de la zona. Del resultado de las gestiones realizadas por los agentes, se comprobó como estas piezas se correspondían con las sustraídas.

Por todo lo anterior, la Guardia Civil ha atribuido a esta persona la comisión de un presunto delito de robo en calidad de investigado.

Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del juzgado de Instrucción de Guardia de los de San Clemente.